Argentino apuesta al desarrollo en el Sub 23

Por
Actualizado: junio 15, 2016
castelar-2

El lunes por la noche comenzó el Torneo Sub 23 organizado por FeBAMBA, del cual toman parte 13 clubes, distribuidos en dos zonas. En una de ellas, está Argentino de Castelar, quien en su casa derrotó a su similar de Afalp 80-62. También se quedó con el 3×3, con un resultado final de 20-7.

Tras los cotejos, Prensa FeBAMBA dialogó con Carlos Bianchi, coordinador general en la entidad del Oeste, y a la vez, entrenador de este conjunto integrado por un importante número de jugadores provenientes de unas formativas que lo hallan actualmente instalado en lo más alto del Nivel 1 de su Conferencia.

“Cuando la Federación lanzó el torneo, los dirigentes me consultaron y me pareció una buena idea, porque tengo tres jugadores mayores, de los cuales dos no pueden entrenar los lunes por sus trabajos particulares y el restante juega los domingos en el Flex y también le cuesta ir a entrenar al día siguiente. Por eso, se podía aprovechar a los cuatro sub 23 del equipo superior, sumando a los chicos de inferiores que tienen muchas ganas y entrenan fuerte. Para ellos es una excelente oportunidad, porque pueden foguearse en ese nivel”, explica Bianchi al momento de consultarle por la razón que Argentino se sumó a este nuevo certamen.

“Obvio, evaluamos el enfrentar a equipos con más jugadores sub 23, con más talla, mayor roce en Primera, pero nuestro principal objetivo es potenciar a nuestros chicos. Verguenza no vamos a pasar porque dentro de todo juegan bastante bien, y estamos mucho más allá de los resultados. Queremos ganar, como todos, pero  el objetivo primordial es otro”, añade.

Al momento de analizar el partido, dice: “la verdad fue un triunfo bárbaro, porque jugaron un partidazo. Debo ser sincero, no esperaba tanto, sobre todo los chicos de inferiores. Jugaron con mucho desenfado, creí que estarían con temores lógicos por el debut. Entendieron el jugar a otra cosa con respecto a sistemas de ataque y defensa, algunas distintas a lo realizado los sábados. Igual, les pido cosas simples, porque para mí, el básquet es simple: no perder en el uno contra uno en defensa, dónde vamos a ayudar, si vamos a atrapar o no. Poco más. Vos lo viste, nuestro básquet es sencillo; en ataque nos limitamos a tres ofensivas solamente. Tuvimos la suerte que ellos plantearon zona, metimos un par de bombas y eso los hizo volver enseguida al hombre. En el segundo tiempo, probé la zona pensada por un ratito y finalmente nos quedamos con esa defensa porque nos dio resultados, “.

Los cuatro jugadores inscriptos como fichas sub 23 son Tomás Bartolomei, Nicolás Picco, Ignacio Utón y Emiliano Rondo. Los tres primeros, más el juvenil Agustín Murad, integraron el equipo que tras culminar el cotejo, participaron del 3×3 ante los de Ciudad Jardín.

“Sinceramente, al 3×3 lo veo como ejercicios para entrenar, siempre se usó para eso, por todas las reglas utilizadas. Le gusta mucho más a los jugadores que a los entrenadores, sobre todo a los entrenadores grandes como yo. Igual trato de buscarle lo positivo; a los chicos les agrada jugarlo, y en definitiva, suma al básquet. Eso es lo importante”, explica al pedirle su opinión acerca de esta modalidad.

Momento de hablar de las formativas. Y apelar a su sinceridad si esperaba, a dos fechas de culminar la primera rueda estar, con la sumatoria de todos los puntos, instalado en el primer puesto de la tabla general.

“Sí, pensábamos estar arriba, porque tenemos equipos muy parejitos, y los juveniles con un roce importante del Top 20 el año pasado, y eso les permite hacer alguna diferencia con varios rivales. No nos ponemos como objetivo el ascenso; en realidad lo ponemos en el trabajo del desarrollo de los chicos en la búsqueda de su mayor aprendizaje. Ese es el camino: si hacemos eso, jugarán mejor, por ende ganarán más partidos y seguramente estaremos peleando el ascenso. No nos desvivimos por eso, si viene bienvenido sea, pero sabemos que es difícil, ya pasamos la experiencia de estar en el TOP 20. Es un certamen súper competitivo, especialmente para clubes como nosotros, donde no llamamos a nadie y por el contrario, nos llevan a varios jugadores. Pero ese certamen también sirve para aprender mucho, aunque nos toquen más derrotas que triunfos. Respondiendo tu pregunta, sabía que estaríamos arriba, junto a Ramos Mejía, Unitarios y Padua, con quienes ya nos despegamos un poco del resto”.

Este año Argentino sufrió la partida de varios jugadores, tanto en Primera como formativas. Bianchi tiene una filosofía definida sobre eso.

“Con los años aprendí eso: quien se quiere ir, debe irse. Primero, porque es su deseo, y eso es respetable. Segundo, si se queda es un conflicto que lo tenés latente durante la competencia y en cualquier momento salta. Por otra parte, cuando te falta alguno, se potencian los demás. Apuntamos entonces a quienes se quedan, no hay ningún problema con el que se fue. En este caso, hay una realidad; es mi tercer año en el club, ellos ya saben como trabajo, se van convenciendo de la línea de juego deseada, tener una idea en la cancha, la cual ya tenemos. Después podemos ganar o perder, y cuando ya adquirís una línea de juego, las cosas se hacen más fáciles. En Primera y en inferiores”.

Carlos Bianchi, entrenador de un Argentino que comenzó el Torneo Sub 23 con el pie derecho.