Segundo Campus de Pablo Barrios

Por
Actualizado: julio 11, 2017
pablo-barrios-campus

Desde el próximo lunes, y por espacio de tres días, se desarrollará en Estudiantil Porteño el “Segundo Campus Pablo Barrios”, con el jugador que en la temporada de Liga Nacional a punto de culminar defendió los colores de Libertad de Sunchales.

Con pasado por la entidad de Ramos Mejía y con su hijo como integrante de los U13 que marchan invictos en el TOP 20 tras catorce fechas, Barrios ya tiene un vínculo importante con el club y por eso la posibilidad de repetir la experiencia del 2016.

“Estamos con muchas expectativas de poder repetir lo vivido el año pasado; ya tenemos 65 chicos inscriptos y seguramente se agregarán más; estamos contentos porque no solo serán del club sino de afuera también, principalmente de la zona oeste. En esta última semana estamos cerrando todos los detalles. Si bien en 2016 salió bien, queremos mejorarlo, perfeccionarlo para brindarles un mejor producto”, comenta Pablo en la noche del sábado, mientras disfruta en el quincho de Porteño una fiesta que incluye pizza libre, juegos y música para toda la familia. El alero se toma un tiempo donde está sentado en la mesa junto a su esposa e hijos y se explaya en lo que se verá en el Campus.

“Habrán sorpresas, jugadores con ganas de colaborar, aunque nos resta cerrar algunos, porque con el tema de las vacaciones se van y se complica tenerlos, y eso lo seguimos gestionando. Sebastián Vega (ex compañero en Sunchales y flamante incorporación de Quimsa) ya me confirmó su presencia. De a poco pero firmes, estamos trabajando para traer otros que se sumen”, comenta. Con relación a lo que aprenderán los chicos de un jugador al cual en la televisión jugando Liga, describe:

“Haré ejercicios de tiros, quien me conoce sabe sobre mi fuerte, el tiro de tres puntos y por eso quiero enseñarles a tirar; luego los invitados aportan diversas especialidades. Tendremos preparadores físicos, nutricionistas y otros profesionales; queremos poder darle al chico cosas que lo lleven a terminar esta experiencia con mayores conocimientos”.

Comenzará este lunes a las 17 horas y se extenderá hasta el miércoles al mediodía; quienes lo deseen podrán quedarse a dormir y quien no, llegar a las nueve de la mañana del martes, retirándose a las nueve de la noche.

“El año pasado realmente la pasaron muy bien y por eso muchos de ellos quieren repetirlo. Incluso para mi, porque soy jugador y vivir eso resultó espectacular; estar con ellos, ver cómo se divertían”, agrega.

Sobre el club opina:

“Porteño es una familia, ya hace casi dos años que pertenecemos a ella; nos tratan muy bien y tenemos un grupo de padres impresionante. Tanto ellos como los dirigentes saben que estoy a su disposición para todo lo necesario. Quieren que juegue el Federal; nunca se cierra ninguna puerta y todo es charlable”.

El entrenador de su hijo es Fausto Pertuzzo, y también tiene palabras hacia él.

“Chiqui es un genio, muy bueno en su función de formador; esa categoría está muy bien y él es responsable junto a los monitores en esta actualidad”. Los Preinfantiles tienen ante si el desafío de mantener a Estudiantil Porteño en lo alto: la pasada edición se consagraron campeones ganándole la final a Lanús en condición de visitante; además junto al Granate representaron a FeBAMBA en el Argentino de Clubes desarrollado en Bahía Blanca.

Más allá de la buena cantidad de confirmados al Campus, aún queda capacidad para sumar.

“A diferente del anterior, hoy tenemos el quincho nuevo, completamente equipado; quienes se queden a dormir lo hacen en ámbitos completamente calefaccionados. La verdad este club brinda unas instalaciones increíbles y en eso nos apoyamos para tener la seguridad que será nuevamente un éxito” concluye.

A pocos días entonces de su segundo campus, Pablo Barrios continúa ultimando detalles para repetir la hermosa experiencia del 2016.