Josefina Torruella, un sueño de Bahía a la China

Por
Actualizado: julio 14, 2017
Torruella-12

Si hay algo que tiene de lindo el deporte, es que además de enseñarte valores, compartir y competir, es que se sabe donde se empieza, pero no donde se termina o por donde se transita. En ese contexto, Josefina Torruella, junto al seleccionado argentino U18, modalidad 3×3, vivió una experiencia para toda la vida, disputando el mundial de la categoría, nada ni nada menos, que en China.

“Integrar la selección Argentina siempre fue un sueño, donde sea y en cualquier torneo. Nunca me imaginé que gracias al básquet iba a poder conocer tantos lugares y mucho menos China. Disfruté mucho el mundial y la ciudad, fue una experiencia increíble  que nunca me voy a olvidar”, recordó Torruella en relación al mundial y su vivencia en el país del lejano oriente.

La modalidad 3×3 en el básquetbol va ganando terreno, tal es así que será deporte olímpico en los próximos juegos y Argentina siempre es parte de los distintos mundiales que corresponden a las diferentes categorías. En esta ocasión, la ciudad de Chengdu en China fue la sede del mundial U18, donde el elenco nacional estuvo integrado por Josefina Torruella, Catalina Giovanoli, Luz De Giacomo, Berenice López y en la dirección técnica Leonardo Tesido.

Sobre su convocatoria para vestir la Celeste y Blanca en el mundial 3×3, Josefina explicó que el llamado la tomó por “sorpresa” en medio de una gira con Peñarol durante la Liga Nacional, pero sin dudas que la citación por parte de Carlos Spellazon, responsable del área en la CABB, fue “una gran alegría y orgullo”.

“La modalidad 3×3 la practicaba mucho en Bahía Basket, donde solía entrenar regularmente. Me gusta mucho jugar 3×3, es totalmente distinto al básquet cinco versus cinco, es mucho más veloz y ágil, lo que lo hace muy entretenido”, destacó la escolta bahiense.

El combinado nacional se quedó con una sola victoria en cuatro presentaciones, pero tuvo el aliciente de ser competitivo en todos los juegos, con la dificultad a cuestas de haber perdido una jugadora en el primer duelo y prácticamente afrontar la competencia sin recambio.

“Nos fuimos con la sensación que podíamos haber llegado un poco más lejos, tuvimos la desventaja de la lesión de Luz (Di Giacomo) y eso nos hizo afrontar con el doble de desgaste a los siguientes partidos. Dimos todo, peleamos hasta donde pudimos, la experiencia  fue muy buena, así que estamos contentos por ese lado”, declaró la actual jugadora de Temperley.

Torruella-3x3

La frutilla del viaje llegó en paralelo al 3×3, vino de la mano del torneo de habilidades, una competencia donde cada una de las 20 selecciones debía elegir una integrante para representar al país en una competencia de destreza, velocidad y precisión, que se realiza a través de un circuito diseñado con diferentes drills de fundamentos.

“Lo del torneo de habilidades lo hablamos unos días antes de viajar, se decidió quien iba a participar, pero no entrenamos individualmente para esa competencia extra”.

Dentro del torneo mismo, Josefina Torruella fue superando etapas, casi sin creerlo, y así avanzó hasta las finales, donde logró alzarse con la medalla plateada, muy cerquita de la ganadora del certamen, la suiza Dahila Miranda.

Haciendo referencia a su actuación en el “Skills Contest”, Josefina expresó: “Haber podido participar fue algo muy lindo para mi, toda la cuestión de fundamentos y habilidades es algo que me llama la atención y me gusta entrenar. Sabía que iba a ser muy complicado, porque eran veinte países con chicas muy talentosas y la verdad cuando me dijeron que había clasificado no lo podía creer, no me lo esperaba”.

“Haber conseguido una medalla fue algo hermoso, pero que no lo festejé en ese momento como debía, ya que estuve muy cerca del oro y por eso me quedó un poquito de sabor amargo. Ahora viéndolo a la distancia, estoy orgullosa de lo que conseguí y muy contenta de lo que vivimos en China”, subrayó.

SKILLS CONTEST: LA FINAL QUE DISPUTÓ JOSEFINA TORRUELA

Sin lugar a dudas que el torneo haya sido en China, le añadió una pizca más de interés para todas las delegaciones, en especial a las sudamericanas, viajando a un lugar tan lejos y con costumbres tan distintas. Para Josefina conocer China fue una “locura” y con mucho entusiasmo contó: “Por suerte tuvimos un día libre, donde pudimos recorrer una parte de la ciudad y nos encantó. Además el torneo organizaba una visita guiada a una reserva natural muy conocida, donde habitan osos pandas y pasamos una hermosa jornada”.

El básquet te da sorpresas y cuando menos lo esperas te lleva a lugares jamás soñados. El puente imaginario con la complicidad de la pelota naranja hizo posible que Josefina Torruella puede darse el lujo de conocer el otro del mundo, con el orgullo de haber vestido con honor la camiseta de la selección Argentina, una vivencia para recordar toda la vida.

FOTOGRAFIAS: FIBA