Nolting visitó Chivilcoy con sus formativas

Por
Actualizado: julio 31, 2017
nolting-en-chivilcoy-1

En un viaje organizado en apenas dos días, los jugadores de las categorías formativas del Club Nolting, recorrieron los 150 kilómetros que separan Ciudadela de la ciudad de Chivilcoy en la provincia de Buenos Aires, para participar de un encuentro amistoso junto al local San Lorenzo.

Participaron las categorías desde Sub 13 a Sub 19. La idea surgió a través del tío de un premini de Nolting; la invitación cayó el miércoles a última hora de la tarde en la entidad del oeste, por lo que todo se arregló en dos días. Si bien los tiempos eran escasos, la propuesta era irresistible, por lo que la gente de subcomisión se movió de manera incesante y así poder concretar el viaje con los chicos. Fueron 35 chicos en un micro junto a algunos familiares; junto a ellos los dos entrenadores: Javier Trimboli y Pablo Zapata, algunos padres; en tanto el resto lo hizo en movilidad propia.

Los invitados llegaron poco antes del mediodía, y comenzaron a recorrer las instalaciones y a probar la cancha, mientras los dueños de casa prepararon el almuerzo para los chicos. El buffet del club de Chivilcoy ofreció un almuerzo abundante, rico y económico, además de poner todas las instalaciones a disposición. Luego del mismo, se dio comienzo a los partidos de las categorías, en un clima totalmente distendido donde los anfitriones hicieron sentir a los concurrentes como en su propia casa en todo momento.

nolting-en-chivilcoy

Luego de la merienda, Lucas Arn, un ex jugador del club chivilcoyano, actual jugador de Comunicaciones de Mercedes (Corrientes), en la Liga Nacional de Básquet, brindó una charla dirigida a todos los presentes contando su experiencia, la preparación en la transición al profesionalismo, su alimentación y cuidados, y muchos otros temas que decantó en una jornada perfecta.

“Los padres son fundamentales en la carrera deportiva y formativa de sus hijos. Su tarea es acompañar, no criticar ni dar cátedra, ya que para eso están los entrenadores; ni tampoco enojarse por una mala decisión de un árbitro, porque en la vida siempre se encontrarán siempre con situaciones injustas. El mayor progreso personal es el logro común del equipo, porque cada jugador es un eslabón muy importante en la cadena que representa al grupo”, fueron algunas de las palabras de Lucas.

Como agradecimiento por la predispocisión de San Lorenzo, Nolting le entregó como recuerdo dos vinos Nolting (del Store propio) y una camiseta firmada por sus jugadores. La culminación de la jornada quedó en planificar la devolución de gentilezas a Ciudadela.