Porteño festejó su cumpleaños con Quimsa

Por
Actualizado: septiembre 7, 2017
porteño-vs-quimsa-amistoso

Como parte de los festejos por su cumpleaños 115, Estudiantil Porteño lo celebró con un encuentro amistoso ante Quimsa de Santiago del Estero. El conjunto del norte argentino está realizando una serie de encuentros preparatorios de cara al comienzo de la Liga Nacional, y en su recorrido por Buenos Aires llegó hasta Ramos Mejía para sumarse en una fecha especial en la entidad del oeste bonaerense.

Ante un muy buen marco de espectadores, quienes en su mayoría no quisieron perderse la posibilidad de presenciar a un equipo que se armó para ser protagonista en la LNB; a su vez, también observar el cotejo donde se verían las caras nuevas del local, en la búsqueda de revertir una pasada edición en el Torneo Federal y diseñó una plantilla respetable.

Antes del encuentro, jugadores de las formativas que compiten en la zona Campeonato del TOP 20 ingresaron al rectángulo con una torta decorada con el número alusivo al aniversario. Posteriormente tomó la palabra Carlos Garbesi, presidente de la institución, quien agradeció a la entidad santiagueña su predisposición por acercarse hasta allí e inscribir su nombre como parte histórica, ya que por primera vez, un campeón argentino se presentaba en su reducto.

Luego, el cotejo, y la visita, dirigida por Fabio Demti, de menor a mayor, sabiéndose parte de una fiesta y lo afrontó como tal. Para los ojos locales, la posibilidad de ver nombres importantes en la estructura del básquet  nacional, como Nicolás De los Santos, Leonel Schattmann, Roberto Acuña. Juan Brussino y Sebastián Vega, además de un muy buen americano como Torin Francis. Por el lado del conjunto de Juan Ignacio González, los debuts de Santiago Juárez e Ignacio Romani en el perímetro, el retorno de Pablo Barrios e Hilario Gutiérrez en la banca recuperándose de una lesión. Junto a ellos, la base del año pasado (Del Peral, Dameli, Belloni) más los juveniles (Siniuk, Revello) que son piezas importantes al instante de darle descanso a los mayores.Tras un primer tiempo parejo en el tanteador, al comienzo del tercer segmento le bastaron tres minutos a la visita para mostrar su poderío, su actualidad completamente diferente al local y entonces se vieron los triples de Shattmann y Brussino, las conversiones de Vega, las volcadas de Acuña y el portento físico de Francis; en ese combo establecieron las diferencias para luego dosificar las energías, probar los sistemas impuestos por Demti y regalarle a los espectadores jugadas para el aplauso.

En el final, tiempo para la distensión, como el instante donde Juan Brussino sacó un número de la bolsa y premiar al favorecido con un par de zapatillas; como un guiño del destino, el mismo recayó en la persona que junto a su esposa trabaja solidariamente en el Merendero La Morocha, donde asisten a un centenar de chicos. El cotejo también sirvió para recolectar alimentos no perecederos y ser entregados a ese sitio que funciona en el kilómetro 39 de la Ruta 3.

Una fiesta del básquet vivida en cancha de Estudiantil Porteño, festejando sus 115 años de vida, con una visita de lujo, quien dejó su huella de tener en su palmarés ser campeón de la Liga Nacional, y un presente que lo muestra como un referente al momento de mencionar candidatos en su inmediata edición.