Luciana Delabarba, se acerca el segundo juego: “Las diferencias no garantizan nada”

Por
Actualizado: noviembre 30, 2017
Luciana-Delabarba

Dentro de un goleo repartido, Luciana Delabarba llegó al doble dígito en el triunfo contra Vélez 55-52, y llegar al encuentro de vuelta con una leve ventaja a Liniers. En la medianoche del miércoles, tras el entrenamiento nocturno bajo las órdenes de su entrenador Juan Ferreira, fue otra de las protagonistas que hablaron de cara a las revanchas.

“Sobre el encuentro del martes, creo que fue un partido muy parejo. Los dos equipos nos conocemos mucho, entonces uno ya sabe a lo que se enfrenta. No estuvimos efectivas en ataque pero la buena defensa nos permitió errar y a partir de eso nos mantuvimos en partido y lo supimos cerrar mejor que ellas. En cuanto a el equipo, estamos acostumbradas a jugar estas instancias y en este tipo de partidos, nos sentimos cómodas”, comenta Luciana.

Acerca de la exigua diferencia, expresa:

“El no haber sacado gran deferencia de puntos en el primer juego no es algo que nos importe realmente; lo importante para nosotros siempre es llegar al final y ganar por uno. Así es como nos planteamos los partidos. Tampoco la diferencia nos garantiza nada, uno puede tener un mal día. La posibilidad de perder siempre está.
Nos espera un encuentro muy emocionante, es lo lindo de este tipo de definiciones. Todo puede pasar”.

Oriunda de Glew, comenzó en Defensores a los cinco año, y permaneció allí hasta los quince, cuando emigró a Temperley, lugar donde conoció a su actual entrenador, Ferreira. Llegó hace cinco a Berazategui, y junto al básquet, estudia el Profesorado de Educación Física en un Instituto de Villa Domínico.

Cuando debe sintetizar la temporada de su equipo, dice:

“Fue un año raro pero totalmente positivo. Empezando por meternos en el Final Four de la Liga Nacional, que fue de un gran nivel. Y ahora viviendo las finales del Torneo Metropolitano, donde esperemos poder mantener un año más el título en casa”.

Berazategui ha crecido mucho en los últimos años, y sin dudas se instaló como uno de los poderosos en el femenino. Por allí pasaron en este tiempo varias de las jugadoras destacadas a nivel nacional, incluso quienes actualmente juegan en el exterior. Con esas compañeras, sin dudas Luciana pudo crecer su nivel.

“Si, tuve la suerte de compartir equipo con muy buenas jugadoras de las cuales observé y aprendí mucho. Hoy la mayoría de ellas son amigas y eso está buenísimo. Estoy muy agradecida al club por todo lo me ha dado en estos cinco años, que es muchísimo. Hubo un gran crecimiento, del cual soy parte y me siento orgullosa. Es impecable el trabajo que se hace”, asegura.

Luciana Delabarba, uno delos puntales en los que Berazategui buscará una nueva final, ante un Vélez que le presentará batalla de la buena.

FOTOGRAFÍA: Diego Caamaño y Fernando Sánchez para Prensa FeBAMBA