River festejó el título en la Conferencia Norte de Oro

Por
Actualizado: diciembre 18, 2017

River Plate se consagró como el mejor de la Conferencia Norte U-19 tras vencer a Banco Nación en su cancha y, a pesar de caer en el Final Four con UNLAM, concluyó una temporada sumamente positiva.

“Conseguimos el título porque hemos sido los mejores a lo largo del torneo, habíamos perdido solamente dos partidos hasta los  playoffs y llegamos a la final ganándole 2 a 0 a Obras y a la UBA. Cada partido demostrábamos que podíamos ser campeones, jugando al básquetbol, poniendo garra y siendo un equipo”, analizó el jugador Federico Geraghty.

-¿Qué significado ha tenido el título?

-La verdad es que ha sido muy importante para todos. En lo personal es mi tercer año en el club y la mayoría lleva lo mismo o un poco de tiempo más, entonces es un grupo que se unió mucho en estos años y crecimos y mejoramos juntos. Por eso se hace tan importante el logro y también poder disfrutarlo entre todos.

-¿Cuál fue la clave para ganarle a Banco Nación?

-A diferencia de los otros dos partidos de la serie, en este salimos mejor desde el arranque, sabíamos que no le podíamos regalar nada a ellos porque después nos iba a costar el doble ponernos al frente en el juego. Así que desde el primer minuto salimos a defender fuerte, fuimos ganando todo el partido, pero aún así, sabíamos que se nos iban a venir con todo en el ultimo cuarto y que en ese momento no debíamos bajar los brazos.

-¿Por dónde pasó la principal fortaleza de River?

-Me parece que fue la unión que tuvimos todos, nos llevamos muy bien el uno con el otro, eso hizo que fuese más fácil salir adelante en momentos difíciles del partido. Y por otro lado la intensidad con la que jugábamos los partidos, somos un grupo joven, que entrena mucho y que cualquiera puede entrar y jugar, entonces el que estaba en la cancha dejaba todo en el tiempo que le toque jugar.

-Terminaste con 21 puntos la última final y cerraste como el máximo goleador, ¿por qué sucedió?

-La verdad es que los 2 primeros partidos no me había gustado cómo había jugado, me habían marcado bien y sentía que no había tomado muchas y buenas decisiones. Sabía que no iba a haber otro partido, entonces tenía que mejorar para el tercero como sea. Tomé más decisiones, me sentí mucho más cómodo en la cancha y al final se nos terminó dando el campeonato.