Yupanqui tuvo una gran temporada con sus Formativas

Por
Actualizado: diciembre 22, 2017
yupanqui-u13-2

Hace solamente dos temporadas, Yupanqui decidió unirse a los certámenes formales de FeBAMBA. Y fue con tan buen suceso, que con su equipo Superior llegó a dos finales consecutivas. En 2016, Copa de Bronce, Copa de Oro en este año, donde cayó ante quien luego se coronaría como el mejor del Final Four, junto a los campeones de las otras conferencias.

Con las formativas, peleando en el Nivel 2, la felicidad por los frutos del trabajo, instalando a tres de sus equipos en las semifinales. Por eso, tras la muy buena labor a lo largo de estos meses, el entrenador Flavio Rodríguez hizo un balance sobre las bases, y la proyección de Yupanqui de acuerdo a sus progresos.

“Este segundo año,fue mas difícil que el primero; el motivo fue que nos tocó zona sur, la cual no conocíamos. Trabajamos potenciando el desarrollo de los jugadores en base a lo hecho el pasado año; fue mas difícil en la logística, por la distancia. El acompañamiento de los padres se dificultaba, pero pudimos convencerlos y completamos todo el campeonato”, expresa Rodríguez, una vez culminada la temporada con los equipos formativos.

Menciona la complicación de conocer una conferencia nueva, y algunos trabajos con los padres de los más pequeños, para poder completar los equipos. Se le pide un ejemplo.

“Primer viaje a Quilmes, debimos explicar a los padres que 7:30 de la mañana debíamos que salir del club. (risas)”. Agrega al respecto:

“Todos los viernes, algunos de los profesores perdía de entrenar a los chicos para dedicarse a hablar con los padres,  saber con cuantos autos se contaba, ademas de los vehículos de los profesores y delegados”. Pero esa constancia permanente, tuvo sus premios.

“Se completó todo el año, por eso pudimos terminar arriba”, comenta con satisfacción.

Yupanqui cuenta con cuarenta y cinco jugadores en formativas, y cuarenta en inferiores; un número aceptable que le permite a la entidad encarar el futuro mediato con buenas perspectivas de progreso. El entrenador llegó hace tres años atrás, con un grupo de amigos con los cuales jugaba en el maxibásquet.

“Los veteranos estaban buscando un lugar para entrenar y poder competir en un torneo. Yupanqui nos dio el espacio, y luego de llegar a la final de un certamen comercial, gustó mi trabajo y me propusieron dirigir primera Flex ,ya que las formativas competían en una liga zonal. Al segundo, año con el apoyo de los dirigentes, arrancamos en FeBAMBA con formativas y primera”, expresa Ródríguez, detallando su llegada a la institución.

Referido al balance de esta temporada, puntualiza:

“Es positivo, porque el club me da la libertad para trabajar junto con el grupo de profesores (Sebastián Santagada, Federico Piñeiro y el preparador físico Agustin Aparicio) .Este año logramos hacer debutar chicos en el Flex y en Primera; estamos con un proyecto del armado de una escuela de básquet de seis a quince años”.

Sobre esto último, se explaya.

“No tenemos espacio ni tiempo en el club,pero es nuestro gran desafío para el 2018. Sin dudas, ese trabajo potenciará las formativas y en algunos años, ojalá podamos tener una primera con jugadores formados en el club”, asegura.

Flavio comenzó su carrera como jugador en Crovara, cuando tenía ocho años; a los dieciséis comenzó como monitor de mini.

“A los veinte años, hice mi primera experiencia como entrenador fue en el club Madero Central; en el correr de estos veintisiete años como entrenador dirigí Crovara básquet masculino y femenino en distintos períodos, Argentinos Juniors , Nueva Chicago y América del Sur”, agrega.

Ya con la cabeza puesta en la tercera temporada junto a Yupanqui, analiza los objetivos y proyectos para el 2018.

“Mis objetivos son mejorar día a día lo realizado hasta ahora. Hoy ya estoy diseñando la pretemporada 2018; seguir trabajando con la maduración y el compromiso de las formativas. Algún refuerzo para la Primera y coronar nuestro trabajo con un campeonato y consolidar definitivamente a Yupanqui en FeBAMBA”.

Flavio Rodríguez, entrenador de un Yupanqui en permanente ascenso con su básquet en la Federación, a la cual llegó hace dos años en sus niveles formales, y todos juntos trabajan para ver en un horizonte no lejano, consagrarse con un título.

 

FOTOGRAFÍA: Gentileza Club Yupanqui