Balance de los equipos FeBAMBA en el Torneo Federal

Por
Actualizado: diciembre 29, 2017

Con la disputa de la fecha 12, el miércoles 20 pasado, dio por culminada la primera parte de la División Metropolitana en el Torneo Federal, donde se aglutinan los equipos vinculados a FeBAMBA. La actividad se reanudará el próximo 26 de enero de 2018, con los diez equipos de nuestra Federación retomando la competencia en busca de quedar en los mejores puestos de la tabla, y encarar la recta de eliminaciones directas. Los tres que culminen arriba, pasarán a los cuartos de final, mientras los ubicados entre el cuarto y novena posición se medirán entre ellos; los que terminen décimo y decimoprimero finalizarán su temporada, en tanto el decimosegundo volverá a su Liga de origen.

Mientras los planteles se encuentran de vacaciones antes de retomar los entrenamientos, hacemos un repaso de lo ocurrido hasta el momento en la División con los equipos metropolitanos.

RACING CLUB

El equipo dirigido por Germán Intonio mantuvo una gran regularidad, supo levantarse tras su caída como local ante Pedro Echagüe, y desde allí hilvanar solo victorias que lo mantienen al frente de las posiciones, con un  cotejo más disputado que el resto, cuando adelantó contra Estudiantes de La Plata. Luego de esa caída, halló un momento donde consiguió triunfos abultados, ratificando ser el mejor de esta etapa, sobre todo el obtenido contra Lanús, en medio de un cuarteto de triunfos contundentes, que incluyó además a Caza y Pesca, Huracán y José Hernández.

Con un quinteto que sale de memoria, la base está en manos de Alejandro Eiguren, con su experiencia inmediata pasada en Temperley, con el que jugó el TNA. bien acompañado en la media cancha con Facundo López Banega y Sebastián Alvarez. Junto a ellos, Maximiliano Segon y Facundo Jerez, conforman los cinco que habitualmente entran al rectángulo en el comienzo de los juegos; desde la banca, la experiencia sobrada de Iván Antoniuk como sexto hombre, y junto a ellos, alternan minutos Mariano Dambrosio, Manuel Rioyo y Julián Tumino.

Desde el principio se tenía a la Academia como uno de los protagonistas en la lucha de arriba, pero su regularidad, y el excelente momento de sus dos artilleros (Segon y Alvarez), le ha catapultado hasta este momento como uno de los principales candidatos a quedarse con la primera posición, y desde allí, afrontar el resto del camino que lleva a la Liga Argentina.

LANÚS

El “Granate” decidió este año reforzare de manera conveniente para ir de modo gradual a los sitiales que lo tuvo durante varios años en la élite del básquet nacional. Entre nombres fuertes y lo mejor de su exitosa cantera, ha conformado un plantel muy respetable, que lo mantiene con solo dos derrotas, al igual que Racing, y las expectativas por pelearle el lugar de privilegio.

Tras ser campeón con Ramos Mejía, recaló Kevin Jerez Pilotti, y junto a Lucas Cassetai son quienes manejan los hilos de un conjunto que posee además en la media cancha a un Leonardo Strack encendido desde la línea de tres, y en la pintura, el oficio de Facundo Varela y Darío Mansilla, con el nexo de Alejandro Madera, y una banca larga llegada de las formativas.

Sorprendió dentro de su andar soberbio, la derrota ante los de Avellaneda, no por el resultado, sino el guarismo de diferencia, pero rápidamente se levantó y no permitió dejar escapar a su vencedor. Además, pudo tomarse desquite del otro que lo había derrotado, Estudiantil Porteño, en una jornada de intenso calor en el Rotilli.

Lanús fue, a priori, considerado por la mayoría como candidato, y sin dudas está realizando una campaña que revalida esos augurios. Tiene un colchón interesante para, de no tener una racha negativa, poder capturar uno de esos tres primeros lugares que le garanticen el pase de la primera rueda de playoffs.

RIVER PLATE

Un vez más, el “Millonario” hace gala de su juego colectivo por sobre los nombres, y merced a una base que juega desde hace varios años juntos, otra vez se ubica entre los grandes protagonistas. Aunque ya por experiencia pasada, nadie se muestra sorprendido por tal rendimiento. Junto a los hermanos Maximiliano y Gianluca Pellegrino, desde el año pasado están acompañados por el muy rendidor Guillermo Gavotti y Daniel Kot.

Junto a ellos, la llegada de los postes Leo Rodríguez y Gabriel Pires, sumado a los jugadores de las inferiores que desde hace años pelean en posiciones de privilegio dentro del competitivo Top 20 (Gandolfo, Ferrer, García, etc).

El equipo de Roberto Santín, más allá de aquella derrota inicial ante Caza y Pesca, mostró un poderío en su casa de Nuñez, una constante en estas temporadas donde participa del Federal. Sumado a algunos triunfos importantes a domicilio, le permite mirar el inicio de la segunda rueda instalado en la cuarta posición, encabezando un lote de cuatro equipos separados apenas por una victoria, lo que promete ser una lucha interesante de cara a las posiciones finales.

ESTUDIANTIL PORTEÑO

Con un rendimiento mejorado en relación al 2016, el club de Ramos Mejía armó una plantilla para ser protagonista; tuvo dos partes bien diferenciadas: un inicio con varias derrotas que lo instalaron en la parta baja de la tabla, pero luego, sendas victorias ante los actuales líderes, haciendo gala de su mayor virtud en esta temporada, su defensa intensa y un registro 6-2, que lo catapultó a pensar en la posibilidad de quedarse con una de las tres plazas, y de ese modo, poder dar el salto de calidad anhelado en las eliminaciones directas: en sus dos participaciones quedó eliminado en la primera ronda, por lo cual, su horizonte está puesto en cruzar esa valla, y así todo lo que pieda venir será la yapa a un deseo de toda la barriada de Ramos Mejía.

La trilogía de refuerzos nuevos (Pablo Barrios ya estuvo en la primera parte de la edición 2015/16) le potenció la estructura al entrenador Juan Ignacio González, mostrando la jerarquía individual que repercutió a quienes ya estaban de temporadas anteriores. Ignacio Romani es uno de los más respetables lanzadores de tres, y a eso le adosa una capacidad de salto fuerte al instante de los rebotes, y un tiro a la carrera indescifrable para los rivales cuando está con los porcentajes altos. A su vez, tiene como ladero al base Santiago Juárez, quien con su andar criterioso le permitió al ex Platense recostarse en la media cancha y usufructuar sus cualidades ofensivas. Hilario Gutiérrez da ventajas ante rivales con más centimetraje en la posición, pero su entrega y sacrificio lo iguala, y ese rol generoso lo ha transformado en uno de los favoritos de la hinchada.

Junto a ellos, un renovado Guillermo Crespo que se parece mucho al líder en River Plate, y un Barrios en la búsqueda de su mejor forma física; mientras tanto hace daño con su muñeca desde los 6,75 y el oficio para ponerse las situaciones al hombro. Juan Dameli, Ignacio Del Peral completan la ficha de mayores, bien acompañados por referentes de su excelente cantera, como Esteban Belloni, Ignacio Siniuk y Marcos Revello, como los que suman mayor cantidad de minutos, e incluso en algunos cotejos, saliendo en el quinteto titular.

LOS INDIOS DE MORENO

El equipo de Moreno regresó a los certámenes nacionales luego de varias temporadas ausentado, y su debut fue a todo trapo como visitante en Porteño. A eso, le sumó dos triunfos y la euforia en una hinchada fuerte y seguidora. Pero el certamen fue acomodando a los equipos, y los dirigidos por Diego Wenk debieron soportar una seguidilla de seis derrotas consecutivas, que les cambió las ilusiones iniciales por objetivos mas terrenales.

Pero como gran mérito de un conjunto integrado por jugadores con experiencia, junto a jóvenes probados en las formativas de equipos poderosos, se levantó, metió otro sprint 3-0, incluido el cierre con victoria contundente en City Bell, y se fue al fin de año con sonrisas.

Gente de la casa como Alejandro Fidalgo y Mariano Piaggio, con pasado reciente en la categoría; incluso el base trayendo la aureola de campeón con Ramos Mejía. Junto a ellos, oficio en Gonzalo Castaño, Juan Laprovittola, Julián Espeche y Gabriel Hermosilla, quienes desde sus posiciones trajeron soluciones de manera alternada y contribuyó a la levantada del Indio.

Dos jugadores U22, talentosos y aguerridos, también suman varios minutos: Mateo Marziali y Lautaro Guambroni. El “colorado”, de pasado en Obras Basket, titular indiscutido, y haciendo un gran torneo; el pivot de Club Morón, emergente de una muy buena camada de la entidad afincada en Castelar. Ambos son la sangre fresca y renovada de una plantilla sólida, que se va afianzando con el transcurrir del certamen, y sin dudas promete en la segunda parte no solo mantenerse en posiciones de playoffs, sino estar a las puertas de dejar sepultado el objetivo inicial de mantener la categoría. Desde allí, buscar terminar expectante de cara a los cruces dentro de la zona.

Sumando experiencia y la posibilidad de experimentar estar en el Federal, varios juveniles con paso importante en el Top 20, como Aguero, Sánchez y Duarte.

CAZA Y PESCA

Los de Don Torcuato están viviendo un momento de felicidad. Cuando consiguieron la clasificación, tras adjudicarse el Prefederal 2017 de FeBAMBA, decidieron afrontar el certamen con la misma plantilla que viene jugando desde el ascenso a la A Metropolitana. Se aseguraron la continuidad de Raúl Salvatierra, quien estuvo jugando el antiguo Torneo Nacional de Ascenso con Gimnasia y Esgrima La Plata, y ese fue sin dudas un refuerzo de jerarquía. El pivot ha mantenido su alto nivel, que lo posiciona como uno de los mejores en la División. Y si hablamos de rendimientos superlativos, el del base Juan Ignacio Bello ha sido espectacular, con números dentro de los más altos en su carrera.

Con estos dos jugadores como emblemas de un equipo aguerrido, rápido y al cual le gusta jugar posesiones cortas, se acoplan a un sistema diseñado por el entrenador Daniel Bello que les sale de memoria, los nombres de siempre: Juan Reggi, Emiliano Bolgeri, Facundo Méndez, Marcos Villarreal, como los rostros de mayores, junto a otros jóvenes que van creciendo a sus sombras y asimilando los conceptos grupales que les inculcan (Alan Steck, Alan Koleff, Federico Bello, Damián Pérez, entre otros).

Antes de iniciarse la competencia, el técnico tenía junto a su equipo de trabajo el desafío de conseguir a lo largo de las 24 fechas, ocho victorias que, según sus cálculos, los dejarían a resguardo del descenso, y desde ese logro, ver si accedían a un puesto de playoffs. Hoy, con una rueda aún por disputarse, tienen 6-6 de registro, y ocupan la sexta posición junto a Los Indios, a quien vencieron como visitante.

Junto a ese, buenas victorias (River Plate, a quien también le ganaron a domicilio, Pedro Echague, Estudiantil Porteño), les a dado un colchón para sus aspiraciones iniciales, y la tranquilidad para seguir vivenciando la posibilidad de competir en un certamen nacional, para el populoso club de Don Torcuato.

PEDRO ECHAGÜE

Nuevamente, al igual que la edición pasada, los de Flores no logran plasmar en la fase regular los pronósticos previos de acuerdo a las plantillas que arma. Pero también es cierto, nunca deja de ser un gigante dormido que al instante de los playoffs muestra su verdadero rostro, y es un dolor de cabeza para sus oponentes de turno. Sin ir más lejos, el campeón Ramos Mejía pudo eliminarlo en juegos duros durante la pasada competencia.

Si bien es un equipo con varios jugadores nuevos, Juan Pablo Boadaz tuvo la posibilidad de disponer con cuatro que venían de defender la camiseta de Huracán en la 2016/17: Ezequiel Manzanares, Juan Pérez y los hermanos Germán y Matías Fernández. También arribaron a la entidad de la calle Portela, Agustín Bavasso (Ferro Carril Oeste) y Quimey Acosta (Villa Mitre), quienes junto a Diego Prego y Lautaro Cisterna conforman sin dudas una plantilla poderosa y respetable.

La misión del entrenador será conseguir la regularidad que le permita traer aparejado victorias que lo saquen de su actual novena posición y aspirar a poder tener ventaja de localía en al menos, el primer cruce de playoffs.

Si bien ha cedido algunos juegos que en la previa tal vez no figuraban, demostró su calidad al ser el único que pudo vulnerar la fortaleza de Racing Club, el actual líder. Ensamblados como equipo, son uno de los rivales al que todos los contrincantes de la zona señalan como potencial ocupante de las posiciones de privilegio.

JOSÉ HERNÁNDEZ

Luego de llegar a la final en el Prefederal, el nombre del equipo de Mataderos sonó para integrar la división en el Federal; y una vez oficializado su participación, donde estuvo durante las temporadas 2014/15 y 2015/16, se dispuso a armar una plantilla prácticamente nueva. Con Matías Diorio como único referente mayor de ese equipo con enorme protagonismo en la primera mitad del año, se sumaron nombres con un mix entre torneos nacionales, y el metropolitano de la Federación. Julián Aguirre y Juan Talpone son las caras que arrastran experiencia en dichas competencias argentinas; Federico Villagra y Martín Massone (Institución Sarmiento), Francisco Vázquez (AFALP) y Nicolás Sparapani se agregaron como fichas, y a ellos, el semillero y quienes competían con esta camiseta en el certamen local.

Hasta el momento, le ha costado asentarse en la divisional, aunque como dato positivo, son plenamente conscientes tanto en cuerpo técnico como jugadores, donde está enfocado el objetivo principal, de mantener la categoría. Su pelea palmo a palmo está con Estudiantes de La Plata, Burzaco FC y Huracán San Justo, en pos de evitar la temida posición 12, que significa el único descenso.

Debió sufrir ace pocas fechas pasadas, una lesión complicada en Massone, lo cual está marginado de la competencia, pero como aliciente, ya está confirmado el regreso de Leandro Podestá, otro de los que jugó el Prefederal, y eso sin dudas será un refuerzo muy importante, porque podrá sumar altura y presencia en una zona donde no ha podido destacarse ante sus oponentes. El arribo del poste marcará un punto de inflexión en su competencia, y desde allí, soñar con poder capturar triunfos que lo alejen de la zona temida y apuntar a escalar posiciones.

BURZACO FC

La entidad del sur bonaerense fue uno de los últimos en sumarse a la competencia. Integrante del Final Four Prefederal, encara este certamen con la novedad de ser su primera experiencia nacional. Con un equipo sin demasiados refuerzos, basa su estructura en el ilustre nombre de Gabriel Fernández, acompañado por un plantel con hombres de oficio y experiencia, pero con escaso roce nacional.

Similar a Hernández, plantea su lucha en conservar la categoría, y desde allí, asentarse, asimilar aprendizaje y progresar de cara a las próximas ediciones. Hasta el momento, cosechó tres triunfos en doce presentaciones, al igual que los de Mataderos, y uno más que el “Globo”, por lo que esta segunda parte asoma una lucha titánica entre estos conjuntos.

Los de Pedro Fernández poseen una estructura sustentada en Hernán Gómez, Marcos Sánchez Sopeña, Sebastián Porreta, Nicolás Amaya, Damián Fernández, Oscar Barila,  y el mencionado Gaby. Con ellos, los jóvenes del club, que sin dudas tienen en el campeón olímpico su máximo referente y orgullo de ser compañeros.

Tuvo un momento óptimo en el diagrama de partidos, pero el receso sin dudas le vino perfecto, ya que sus últimas presentaciones fueron con derrotas abultadas. Recuperar la estima y el mejor nivel, estará como desafío inmediato.

HURACÁN DE SAN JUSTO

A diferencia de sus participaciones anteriores, este año los de San justo debieron ajustarse a complicaciones dentro de la institución, y eso los llevó a racionar un presupuesto mucho más acotado al de otros tiempos. Habitual protagonista del certamen, en la edición pasada estuvo a un solo juego de pasar a las finales, lo que detalla su permanente progreso.

Esta vez, sin embargo, debió recurrir a una plantilla completamente nueva, priorizada por jóvenes con presencia destacada en FeBAMBA, rodeados de algunos experimentados, como Bruno Romano y Francisco Messa.

Si bien la tabla de posiciones lo ubica en el último escalón, y en el medio debió cambiar entrenador (Germán Tamagusuku por Sebastián Rodríguez), hay elementos para pensar que Huracán podrá discutirle a sus inmediatos predecesores la posibilidad de conservar la categoría y regresar en el futuro mediato a las conversaciones en la parte alta. Primero, consiguió terminar esta rueda apenas con una victoria menos que tres oponentes; segundo, las jornadas recientes lo tuvieron a tiro de conseguir resultado resonante, como en su casa contra Unión Vecinal de La Plata o Racing Club, a quienes tuvo a maltraer durante gran parte del juego. Si esos rendimientos ante el puntero y tercero, logra plasmarlo contra quienes discute los mismos propósitos, le cabe el margen para la ilusión.

FOTOGRAFÍA: Gentileza Prensa Burzaco FC