Luis Mercado, una ilusión de Bolivia a la Argentina

Por
Actualizado: marzo 30, 2018

A la hora de analizar el espectro del básquetbol sudamericano, Bolivia es una de las plazas donde el deporte de la pelota naranja todavía no ha tenido desarrollo, la poca competencia interna hace que aquellos jugadores que sueñan con progresar tengan que emprender una partida hacia otros destinos, transformándose esa sitaución en una cuestión casi ineludible.

Con apenas 16 años, en edad de cadete, quien debió tomar esa decisión del desarraigo en pos de su ilusión fue Luis Mercado, el protagonista de esta historia de FeBAMBA, dejando su Santa Cruz de la Sierra natal por Don Torcuato, siendo su primera experiencia “argenta”, Caza y Pesca.

“A la Argentina llegue por medio de un amigo que conocí en la selección de Bolivia, Raúl Salvatierra. Él ya estaba jugando en Caza y Pesca y me ofreció venir a probarme, así que vine y después decidí quedarme para jugar”, rememoró Luis sobre lo que fue su arribo al país allá por el 2014.

Llegar a un lugar nuevo en plena adolescencia es algo difícil, por eso la contención del círculo cercano para el protagonista fue muy importante, sobre todo en la etapa escolar: “En mi caso la adaptación me resultó bastante fácil, cuando llegué estaba en edad escolar y por eso entre la escuela y los entrenamientos en el club prácticamente se me iba todo el día, además que de que los chicos con los que jugaba también era compañeros de curso, lo cual hizo todo mucho más llevadero.”

Su historia con el baloncesto estuvo emparentada como muchas otras, en una cuestión de altura. Al ser el más alto de su clase, Mercado a los 12 años comenzó a jugar al básquet gracias a su profesor de gimnasia, quien fue el que le dio el “empujoncito” para que se anime a probar con ese deporte. “Siempre fui el más alto de  mi clase, por eso el profesor de gimnasia me invitó a jugar en el equipo del colegio. Empecé a entrenar, me gustó y tuve la suerte que el profesor además del equipo escolar, entrenaba a un club, por lo tanto también me propuso ir a jugar allá, acepté y a partir de ahí nunca más paré”, reparó Mercado para contar sus primeros pasos basquetbolísticos.

Su estatura y su dedicación rápidamente le otorgaron a Mercado la posibilidad de representar a su país en torneos internacionales, jugando en las selecciones formativas primero y luego en la mayor, formando parte del plantel en el último sudamericano de Carcas en el 2016, donde Bolivia consiguió su segundo triunfo en la historia de la competencia, ganándole a Ecuador por la mínima (75-74) y festejando una victoria tras 27 años.

Sus buenos rendimientos en Caza y Pesca y el título del conjunto de Torcuato en el 2015, llamaron la atención de uno de los equipos grandes en formativas en el ámbito porteño, el Club Lanús. El Granate reclutó a Mercado y por ende la historia de nuestro protagonista se mudo del norte del gran Buenos Aires al sur sin escalas.

“Mi llegada a Lanús se produjo en mi segundo año de juvenil y la verdad que fue un cambio bastante notorio para mi, es un club con mucha exigencia a nivel básquet y preparación física, además de haber mucha competencia”, destacó

Después de su “retiro” de la Liga Nacional, la entidad del sur recaló en el Torneo Federal con un equipo más modesto que otros años, pero con el deseo de ser siempre competitivos al más alto nivel donde le toque jugar. Su entrenador en las formativas, Ezequiel Vallet tomó el mando del equipo mayor granate y con el se produjo el debut como profesional de Luis Mercado, en la primera temporada del Grana en el Federal allá por el 2016.

En relación a su participación la tercera categoría del básquetbol nacional, Mercado expresó: “Para mi fue una gran experiencia lo del Federal, poder jugar un torneo con tal importancia y competitividad fue algo nuevo. La exigencia que hay a ese nivel es muy alta, por lo tanto te obliga a mejorar día a día para no perder terreno y en ese sentido me ayudó muchísimo para poder desarrollarme dando mis primeros pasos como profesional”.

Para este 2018, la vida deportiva de Luis Mercado tomará un nuevo camino y esta vez su destino estará a unas escasas cuadras de su último club, ya que jugará para Social Lanús la Liga Metropolitana. El pivot boliviano dejará Lanús transitoriamente, puesto que con la llegada de Pedro Calderón al equipo, sus chances de minutos iban a disminuir considerablemente, por eso que se optó por una llegada a préstamo al Lobo.

“A nivel deportivo, venir a Social es una gran oportunidad para mi, para poder ganar más experiencia y llegó a un club que viene de un gran año con un grupo excelente. Tenemos un equipo bien preparado para afrontar este torneo  y estamos con muchas expectativas de poder llegar bien lejos, ojalá se puedo dar estamos trabajando duro para eso”, destacó Luis sobre lo que viene siendo la pretemporada con Social Lanús.

Su vida en Argentina está ligada al básquet, pero también al estudio y a pesar de que sus sueños deportivos vienen consigo desde chiquito, las metas universitarias también están ponderadas en su vida personal. “Una de mis metas es llegar a jugar al más alto nivel y terminar mis estudios (Kinesiología) algo a lo que también le pongo mucha dedicación”, sentenció demostrando que el estudio con el deporte pueden ir por el mismo camino, solo es cuestión de proponèrselo y en esa cuestión, Mercado demostró tener los pies sobre la tierra como para animarse a todo en su aventura por Argentina.

FOTOGRAFÍA: Gentileza Prensa Club Lanús