Guillermo Gavotti, jerarquía en un River poderoso

Por
Actualizado: marzo 30, 2018

En la doble jornada que le tocó la semana anterior, y así ponerse al día con el fixture, previo a encarar el último cotejo de la fase regular en la División Metropolitana del Torneo Federal, River Plate obtuvo dos incuestionables triunfos que lo depositaron en el segundo escalafón de las posiciones, sitial que hoy mantendrá si derrota a domicilio a Caza y Pesca, o bien si pierde, pero también lo hace Racing Club como local ante Pedro Echague.

De todos modos, sea cual sea el resultado, el Millonario se aseguró la clasificación directa a los octavos de final, junto a la Academia y Lanús. Un sitial absolutamente justo, porque los dirigidos por Roberto Santín demostraron un enorme juego colectivo, sobre todo en la segunda parte del certamen, con un funcionamiento aceitado, con constancia de un conjunto que en su base, viene trabajando junto desde hace varias temporadas.

Su quinteto inicial sale de memoria, con dos jugadores que se destacan con su jerarquía y desequilibrio en los momentos necesarios: Guillermo Gavotti y Maximiliano Pellegrino. El primero, surgido de las formativas en Ciudad de Buenos Aires, fue un baluarte de las victorias, que depositaron a su equipo entre los dieciséis mejores que quedarán de las tres Divisiones de la Conferencia Sur del TFB.

“Veníamos jugando juntos desde la temporada pasada cinco jugadores, nos conocíamos bien, y transformamos los sistemas diseñados por Santín desde el año pasado, con una base ya trabajada. Con los refuerzos llegados este año, nos enganchamos bien en los cotejos de preparación. Cuando comenzó la competencia oficial, no confiábamos en nuestro potencial como jugadores, y la capacidad para ganar partidos; iniciado el 2018, progresamos en ese aspecto: darnos cuenta de poder ganar los cotejos. Seguimos progresando y buscamos continuar por ese camino, más allá de lo que es el juego y táctica, la psicología del equipo progresó”, expresa un tranquilo y medido Gavotti al momento de la entrevista. Una parsimonia y palabras medidas que lo certifican su modo cerebral de moverse en los rectángulos.

Guillermo comenzó en Ciudad, y estuvo allí hasta Cadetes de primer año; luego pasó dos temporadas en River Plate, y la misma cantidad de tiempo en Pedro Echague. Luego, sucesivamente, Independiente de Neuquén, Huracán San Justo, Vélez, San Lorenzo y Unión de Santa Fe. Momento cuando regresó a la entidad donde nació para disputar el Prefederal 2016, y de allí recalar en el club de Nuñez.

“Cuando me refiero al progreso en la cabeza, es sobre la jerarquía conseguida al momento de disputar los partidos, y en esto se incluyen muchos aspectos: el grupo, la comunicación entre nosotros, como se fueron desarrollando las relaciones. Considero que eso nos llevó a estos resultados, fuera de lo que es la técnica, donde hemos progresado porque sumamos horas de trabajo, y se reflejó en las canchas”, agrega con respecto a la actualidad riverplatense.

Dentro de la División, la mayoría de los entrenadores coincidieron en poner a River como el de mejor juego durante la segunda parte del calendario, comenzado tras el receso por las fiestas. Se le pregunta a Gavotti si hubo un momento donde pensaron tener los elementos y herramientas para estar entre los tres primeros, y si por contrapartida, en alguna instancia pensaron lo contrario.

“En ningún momento pensé sobre tener equipo para estar entre los tres de arriba, ni en otro considerar lo contrario; jugamos, y mantenemos la filosofía acerca que si una noche las cosas no salen, corregirlas, mejorarlas, y no volver a repetir los errores que nos llevaron a esa derrota o mal juego”, responde. Trae a la memoria el triunfo contra Racing como el punto alto de la competencia, y las derrotas contra el mismo adversario y Lanús en el otro punto de rendimiento.

Al momento de explicar los motivos de bajarse de un TNA al Federal, incorporándose a River, afirma:

“La posibilidad de entrenamiento que hay en River, la cercanía de mi casa y el hecho de jugar en el club del cual soy hincha. Y en estas dos temporadas, rescato dentro de los dirigentes, cuerpo técnico y jugadores, las ganas de progresar día a día”.

Con su visión experimentada en torneos nacionales, se le pide una opinión sobre el nivel que ve en este Federal.

“No se ha establecido ningún firme candidato en cuanto a resultados hasta ahora; y en cuanto a juego, no hay equipo con un andar consolidado”.

En esa paleta de conjuntos con posibilidades de objetivos superadores, qué debe hacer River si desea instalarse en ese grupo selecto.

“Talento, y lo que se necesite para mejorar día a día”, menciona escueta pero firmemente.

Guillermo Gavotti, una de las armas con las cuales River sostiene su sueño de conseguir cosas grandes en el Torneo Federal. Jerarquía al servicio del Millonario.