A la familia de FEBAMBA

Por
Actualizado: mayo 10, 2018

De un tiempo a esta parte, nos hemos visto envueltos en una situación penosa que nos daña profundamente como institución de honra y buenos valores, y nos afecta moralmente con un fallo llevado a cabo por la justicia en segunda instancia que nos intima a volver a dar elecciones, situación que ya se había resuelto de forma democrática el pasado viernes 1º de septiembre de 2017.

En aquella oportunidad más de 70 instituciones se hicieron presentes en Humberto Primo 1913 para expresar acuerdo unánime respecto a los distintos puntos que se plantearon durante la jornada, ratificando la confianza a la conducción actual y reforzando la clara idea de renovar el mandato de la actual gestión por cuatro años.

Sin embargo, y pese a la masiva concurrencia y expresión de apoyo de las afiliadas, el fallo desfavorable -y, para nosotros, profundamente discutible- nos obliga a llevar a cabo lo que tenemos que hacer para continuar en la línea de honestidad y transparencia de nuestro mandato, que es llamar a elecciones nuevamente, independientemente de que presentaremos un recurso en la Corte Suprema de Justicia.

Creemos profundamente en la justicia y lamentamos la manipulación recurrente de sectores del poder político para inclinar la balanza hacia uno u otro lado según conveniencia de los sectores de turno. Sentimos, con dolor, que la Inspección General de Justicia se encuentra en la actualidad coaptada y controlada, con intereses que lejos están del bien común. Este es hoy el organismo de control de las Asociaciones Civiles, comandado, desde la oscuridad, por un dirigente del ámbito del fútbol que hace y deshace “a piacere”.

La IGJ, conocida dentro del ambiente por su velocidad de tortuga, se disfrazó de liebre para impulsar esta resolución ante denuncias presentadas por Carlos Aguas, Prosecretario de Boca Juniors (sin injerencia en la comisión de básquetbol del club Xeneize) y Federico Helale, integrante de la subcomisión del básquetbol de Lanús pero no de la Comisión Directiva Granate.

Desde FeBAMBA recurrimos en primera instancia a un juzgado independiente que demostró estar a la altura de las circunstancias, pero luego la Cámara, que había quedado inmóvil durante meses, fue activada por “algo o alguien”, y firmó un fallo vergonzoso sobre una institución de la que ni siquiera conoce su nomenclatura, dando la razón a los denunciantes sólo porque no se emitieron sendas cartas documento a las afiliadas. Realmente insólito.

Es por esto que la dirigencia de FeBAMBA (Federación de básquetbol del Área Metropolitana de Buenos Aires) hace la siguiente pregunta a los señores del juzgado, de la IGJ y denunciantes: ¿quiénes pagarán semejante gasto? No hace falta ser un erudito en la materia para saber la respuesta: los clubes.

Es importante recordar el espíritu de nuestra Federación, que es una entidad sin fines de lucro. Más allá de los clubes poderosos, el corazón de FeBAMBA está compuesto por los clubes de barrio, que toleran día a día la presión de los tarifazos que no tienen fin.

Sólo a modo de repaso, recordemos lo que pasó el pasado 1º de septiembre: votaron por unanimidad a la continuidad 71 sobre 106 clubes habilitados, en una asamblea que fue certificada por escribano y filmada en su totalidad.

De todos modos, somos gente seria, transparente y honrada, por lo que volveremos a dar elecciones, pese a todo y a todos. Haremos lo que se tiene que hacer, pero no nos someteremos a papelones dantescos y bochornosos como el inefable resultado 38-38 sobre 75 votos posibles en AFA.

Los clubes de FeBAMBA tenemos muy claro lo que queremos y LO QUE NO QUEREMOS. El básquetbol es un territorio diferente, de buenos modales, costumbres, sin violencia ni atropellos de ningún tipo.

Lamentablemente, estos son los tiempos en los que vivimos: manipulación de la justicia, desprecio por la voluntad popular y desconocimiento profundo de la problemática de los clubes de barrio, que son los entes que contienen, enseñan y construyen a los individuos que menos tienen para apartarlos de la calle y las malas influencias. Desde la oscuridad, y por fuera del mandato popular, algunas personas traman proyectos de control de entidades intermedias, alejándose del propósito fundamental de una organización como nuestra Federación que es la defensa y el fortalecimiento de la actividad integral sin banderas partidarias ni restricciones.

Queremos seguir teniendo una Federación política pero también independiente y soberana del poder de turno.

Y también, como siempre decimos, una Federación formadora, formativa y amateur.

Todos somos FeBAMBA.

Fabián Borro
Presidente de FeBAMBA (Federación de básquetbol del Área Metropolitana)