Huracán redobla esfuerzos en la adversidad

Por
Actualizado: mayo 15, 2018

A veces, ciertas circunstancias llevan a cambiar el camino trazado, modificar planificaciones y ajustar realidades. Huracán San Justo desde hace un año está enmarcado dentro de dichas incidencias, pero en nada les llevó a bajar los brazos, sino redoblar esfuerzos, agudizar el ingenio, y bajar el mensaje que el básquet de la entidad continúa firme.

“Sin dudas, esta cuestión nos ha cambiado mucho en el día a día en varias cuestiones; continuamos generando recursos pensando no solo en los jugadores, sino infraestructura y materiales deportivos. La vamos peleando en un contexto del club que hace bastante tiempo no se vivía. Pero son realidades, donde no quedan opción y debés adaptarte a la misma”, expresa Mauro Salzman, coordinador de la actividad en la institución, además de entrenar a la Primera metropolitana y los U17 junto a los U19 que compiten en el Nivel 1 de la Conferencia Oeste.

“En las bases formativas no hemos sentido una merma, tal vez si en las escuelas; durante 2017 teníamos una de adultos, con aproximadamente veinte chicos. También estaba una primera B, compitiendo en el Flex, pero salvo ello, en el resto de las categorías no sufrimos una baja. Pero justamente, trabajamos fuerte para no perder niños y jóvenes, con actividades sociales”, agrega.

Luego de un muy buen 2017, terminando segundo en la general, con la reestructuración en esta temporada, sus equipos pelean en la general por estar entre los dos primeros lugares que lo depositen a la parte alta en la instancia siguiente.

“En el 2016 nos tocó quedar en el Top 20, entre los ocho de abajo que descendieron, y eso obviamente genera una resstructuración. Durante el año anterior, el objetivo fue quedar entre los dos primeros, y lo conseguimos, quedando abajo de Club Morón, quien tuvo una gran temporada. Y en este, uno debe plantearse los objetivos más altos que pueda; está claro que en el inicio nos tocó una zona muy pareja, donde Estudiantil Porteño y Ramos Mejía venían del Top 20, y el primero sacó ya una gran diferencia con el resto. Pero nosotros, semana a semana, trabajamos con intensidad en las cualidades de cada categoría. Si uno hace una buena labor, se reflejará en los resultados, aunque no es lo más importante en la parte formativa, sino el proceso realizado en dicha etapa. En ambas zonas del oeste hay muy buenos equipos, con buenas estructuras de trabajo. El oeste ha sumado año tras año más instituciones y se a hecho más fuerte”, asegura.

El “Globo”, al tener un equipo superior en el Torneo Federal, utiliza la primera metropolitana exclusivamente con jóvenes de las formativas. La consulta a Mauro es cómo trabajan en ellos para jugar los fines de semana pensando en el resultado como algo accesorio, y en la primera con el mismo como premisa.

“En realidad, entre todos sabemos que la primera tiene la responsabilidad de estar lo mejor posible en cuanto a posiciones, y de hecho, hace tres años, con este mismo formato, logramos salir campeones en la conferencia 2. Al saber ellos de su responsabilidad, adoptan ese compromiso; eso les genera un sentido de pertenencia y la importancia de enfrentar esas responsabilidades. Igualmente debe hacerse una separación en los torneos formativos, donde los U13 y U15 están en una etapa, y los U17 como U19, en otros aspectos más competitivos. Ellos son los primeros que lo tienen claro. Pero cuando uno de ellos llega a una entidad con un proceso de varios años, es saludable que el mismo lo acompañe del mejor modo en su crecimiento”.

Al instante de transitar este período de transición y a la espera que asuntos externos al básquet se solucionen para poder volver a estar como hasta hace poco, la mirada de Salzman sobre el mismo.

“Uno debe tener la capacidad para adaptarse a los cambios, porque si no los realiza, comienza a tener problemas; en esta última parte hemos evaluado los aspectos de conflictividad y estamos buscando alternativas con la consigna que el básquet de Huracán siga siendo fuerte. Ya sea desde los torneos de Mosquitos, los cuales este año comenzaremos a disputarlos; también la superliga de Minis; poseer categorías homogéneas, A, B y Flex. En cada una de ellas hacemos un trabajo para que predomine sobre cualquier otra cuestión. Con la premisa en que los chicos lleguen al club y se sigan formando, más allá de las problemáticas externas al deporte. Seguro en el corto plazo se solucionarán los problemas, y el hecho de tener un equipo Federal y una estructura  que nos da una espalda donde nos permitirá reordenar algunas cuestiones y seguir por el mismo cauce de siempre”, responde.

Huracán le pelea a la adversidad externa del básquet, y con un trabajo constante del cuerpo técnico, con el retorno del psicólogo deportivo en todas las divisiones; la continuidad de una nutricionista en las inferiores  la posibilidad de un kinesiólogo propio. La estructura permite un profesor específico para trabajos individuales, y con  todo ello, el desafío de trabajar con el fin de no resentir lo conseguido, para luego, seguir con el progreso individual de los jóvenes, y el colectivo con las categorías insertadas en los niveles más altos de competencia.

El desafío de Huracán de San justo sigue firme como siempre.