Martín Trímboli, la cuota de jerarquía en Sarmiento

Por
Actualizado: mayo 16, 2018

Institución Sarmiento vuelve a apostar fuerte en la Liga Metropolitana y con un equipo plagado de nombres experimentados buscará dar el golpe y pelear palmo a palmo por el ascenso al Torneo Federal. Los dirigidos por Gustavo Pietrantonio en la temporada pasada estuvieron cerca de meterse en el Final Four, con un plantel conducido desde el juego por Gianluca Pellegrino, Daniel Kot y Maximiliano Tabieres, quedó eliminado en un tercer partido por José Hernández, a la apostrofé finalista de la competencia.

La “peste verde” sumó para esta nueva aventura a Martín Trímboli, un jugador de importancia que viene de jugar la Liga Argentina con Temperley y le aportará experiencia para la zona pintada junto con Leandro Podestá otro de los que se agrega para esta temporada. El ala pivote oriundo de Mar del Plata tendrá su tercera participación en Liga Metropolitana, ya que anteriormente actuó para Independiente (2015) y Monte Grande (2017).

Sobre su llegada a la institución de Santos Lugares, Trímboli expresó: “Me encontré con gente muy buena en el club, me estoy sintiendo cómodo desde el primer día y a pesar que hace poco estamos trabajando todos juntos se va formando un grupo lindo de trabajo”.

Asimismo, con mucho optimismo, Trímboli agregó: “Llegó a un equipo con aspiraciones, prolijo y eso también motivó al momento de querer sumarme. Esperamos poder estar a la altura y ser protagonistas de este torneo que año a año crece en nivel y se pone más duro”.

En la última jornada, Sarmiento tuvo en paso en falso con GEVP, se llevó una derrota en un partido en el que siempre estuvo dominado por el joven equipo local. Sin caer en la excusa del poco tiempo de trabajo como primer motivo, el ex Temperley analizó: “Con Parque tuvimos una noche floja, nunca pudimos entrar en ritmo y ellos tuvieron altos porcentajes que prácticamente nos hizo ir de atrás todo el partido. Nos dominaron desde la intensidad, estuvimos desconcentrados defensivamente, algo normal para el poco tiempo de trabajo que tenemos, apenas cuatro o cinco entrenamientos”.

La cuestión de volver a jugar la Copa Metropolitana para Trímboli es una situación que le cierra mucho desde lo deportivo, ya que le permite mantenerse en ritmo de competencia durante el receso y no llegar tan “duro” fisicamente a la pretemporada.

“Para nosotros, los que vivimos de eso, nos viene bárbaro jugar este tipo de torneos cortos y competitivos, nos podemos mantener en ritmo durante los cuatro meses de parate. Eso es una ventaja para que cuando arrancas, la pretemporada no se te caiga encima”, argumentó.

La Liga Metropolitana continúa sumando jerarquía en sus planteles, los clubes de barrio asumen el protagonismo en busca de la competencia nacional, Institución Sarmiento sabe de eso y se apunta a ser un contendiente difícil para cualquiera, soñando que se puede este año quiere dar un paso más.