Olimpo apuesta por sus Minis

Por
Actualizado: julio 13, 2018

El Club Social y Deportivo Olimpo de Lanús Oeste viene trabajando con mucha constancia en todo lo que es el básquet, dándole lugar a todas sus categorías tanto en rama masculina como femenina, priorizando el desarrollo de las formativas y este año acentuando aún más en el minibasquet, con mayor cantidad de competencia y partidos para los más chicos.

“Estamos muy bien con los que es minibasquet en el club tanto en cantidad como en calidad, tenemos una escuelita de ‘minipulga’ que entrena tres veces por semana, más otra en general que son los chicos que recién empiezan. La importancia que le da Olimpo a estas categorías en el cien por ciento, la comisión nos brinda un apoyo incondicional y eso suma a la hora de encarar proyectos”, afirmó Mariano Hansen entrenador de minibásquet de Olimpo.

En una de las dos jornadas que se vienen realizando del certamen Supermini, este campeonato implementado por la Federación para esta temporada, Olimpo tuvo la gentileza y el honor de ser una de las sedes del primer fin de semana de competencia. Para el elenco de Lanús Oeste, el ser anfitrión fue una acción muy positiva tanto para los que estuvieron en la organización y bregaron porque no les falte nada a los chicos, como para los jugadores pensando en su diversión y desarrollo con una vuelta de tuerca competitiva.

“Lo de la organización de unos de los cuadrangulares del Supermini fue una experiencia muy linda, con una ayuda grande de los que padres que organizaron junto con la comisión directiva y la verdad que fue una experiencia muy linda que a la vez sumó mucho para el crecimiento de los chicos dentro del deporte”, aportó Hansen.

Haciendo un análisis más minucioso de lo que es el certamen, el entrenador sostuvo: “El Supermini está muy bueno, obviamente como todo cosa nueva que arranca tiene cosas para mejorar, pero sin dudas que poder competir contra clubes de otras conferencias es muy lindo, habría que concientizar un poco más a los padres con el compromiso para las próximas ediciones”.

Sin dudas que la palabra competencia con el minibasquet no van de la mano, pero si se puede buscar acercarlas sin perder la esencia de la amistad, ya que a pesar de ser niños divirtiéndose con una pelota naranja de por medio, una dosis moderada de competencia puede ayudar a que los chicos se entusiasmen más con el deporte y desarrollar aún más su juego tanto colectivo como individual.

Durante la semana, sabiendo que lo que viene es el Supermini en la próxima fecha, los chicos se cargan de ansiedad y la tarea del entrenador es bajarlos un poco de ese estado. Según el caso de Olimpo de Lanús, Mariano contó: “En la semana previa están muy ansioso, además con la regla del triple la tiran todos de tres (risas), los chicos se entusiasman mucho porque es algo nuevo, juegan con reglas distintas a los partidos de los fines de semana comunes y sin duda que eso es algo que suma para que tengan una herramienta en lo que es su desarrollo de la mano de una competencia sana como lo es el Supermini”.