Social Lanús y su racha positiva en la Liga Metropolitana

Por
Actualizado: julio 14, 2018

En lo que fue sin dudas uno de los mejores partidos del año, con una marcador superlativo de 130 a 120, Social Lanús cayó como visitante ante Unión Vecinal de Villa Adelina y allí sumaba su cuarta derrota consecutiva en la Liga Metropolitana, un traspié muy doloroso para un juego que se había presentado como favorable y con tres empates en la última bola parecía que en cualquier momento lo ganaba.

Pero no fue así, UVVA  mostró más coraje en ese duelo y para Social la derrota le abría interrogantes, aquellos que solo el trabajo en equipo, la responsabilidad en el entrenamiento semanal podía responderlos y así fue. El Lobo volvió a ‘remar’ para salir a flote, con esa alarma encendida en San Isidro, los dirigidos por Manuel Anglese se levantaron con cuatro victorias consecutivas y se acomodaron segundos en la Zona uno, a un paso de abrochar su pasaje playoffs, otro momento histórico que supera lo realizado el año pasado y esto último lo había hecho con lo del 2016, una escalera ascendente de cuestiones positivas que solo se puede enumerar cuando se trabaja con seriedad.

“El compromiso del grupo fue fundamental, nadie se fue de la cabeza después de la serie de derrotas, seguimos trabajando duro con mucha responsabilidad y los resultados volvieron a aparecer. Al ser un torneo nuevo para muchos de los que componen la familia de Social, la idea era disfrutar de la Liga Metropolitana, vivenciarla y seguir mejorando la estructura deportiva de la institución, sin la presión de conseguir victorias si o si. A partir de ahí con la apoyo de la dirigencia y de Víctor Onoriaga (manager) nos transmitieron tranquilidad para seguir trabajando y mejorar partido a partido”, inidicó el entrenador del Lobo, “Manu” Anglese.

El plantel de Social está conformado por muchos jugadores surgidos de las entrañas de sus inferiores, además de tener a cuatro jugadores que ya han conseguido un título juntos, Leopoldo Ibáñez Paz, Julián Aguirre, Iván Antoniuk y Nicolás Rolandi. (Temperley en el Torneo Federal 2015/16), que ya saben lo que es trabajar con humildad e ir de menor a mayor en cuanto a consideración como equipo.

Esta situación de predisposición para el trabajo en la semana fue una de las cuestiones que ponderó Anglese al momento de destacar algo positivo de sus dirigidos: “Tenemos un gran grupo con mucho respeto entre ellos y para con el cuerpo técnico. Contamos con jugadores que son profesionales. surgidos en el club, pero que tienen una carrera en el básquet nacional y trabajan muy bien con los que están empezando y jugaron toda la vida en Social, todos trabajan con mucha seriedad y eso sin dudas que se nota en la cancha”.

En esta serie de triunfos consecutivos, Social pudo tomarse revancha de Pinocho y vencerlo en Villa Urquiza quedándose con el segundo puesto del grupo, mostrando un dominio plasmado desde el juego colectivo por sobre los nombres importantes con los que cuenta el rival. Sobre la situación de si es una ventaja tener un equipo trabajado de otras temporadas a un cúmulo de figuras, el coach analizó: “Es un pequeña ventaja a la hora del trabajo semanal, nosotros jugamos los dos torneos de FeBAMBA lo jugamos casi con el mismo equipo. Los refuerzos que sumamos son conocidos tanto para mi como para sus compañeros y eso nos acortó el tiempo de adaptación , siendo una ligera diferencia para con aquellos equipos que cuentan con muchos jugadores nuevos”.

A la espera de obtener un éxito en las dos jornadas que quedan y clasificar a playoffs, Social visitará el próximo domingo al líder de la Zona, Institución Sarmiento, quien arrastra ocho victorias en fila. No obstante, con mucha confianza y teniendo en cuenta lo que se juega el “Lobo”, Anglese advirtió: “El partido con Sarmiento lo preparamos con el mismo compromiso y respeto que los otros, entendiendo que será un juego muy duro y tenemos que estar enfocados al máximo para poder tener chances de ganar”.

Los buenos momentos continúan en Social Lanús, la Liga Metropolitana es el momento histórico de la institución y la ilusión de llegar lejos aún esta latente.