Unitarios pelea en la Copa de Oro

Por
Actualizado: agosto 3, 2018

Carlos Bruschi ya tenía planeado pedir una semana de vacaciones para esta fecha, ya que en su mente estaba el poder realizar el curso de entrenador ENEBA 3. Para ello, acomodó labores personales, familiares, y desde la sede de Macabi, ubicada en San Miguel, participa de esta capacitación muy intensa.

“Es una semana muy intensa, fue una propuesta de ENEBA muy buena, la cual vienen haciendo desde hace cinco años ya. Tiene un formato presencial y participativo; te ponen retos a las diez de la noche y presentar al otro día; por eso es que nos quedamos hasta las dos o tres de la mañana armando los ejercicios, sistemas de juegos, para el otro día poder exponerlos con los compañeros. Esa dinámica fue presentada los días lunes, martes, miércoles y jueves, con un recuperatorio el viernes. Vinieron figuras como Rubén Magnano, Gabriel Picatto, Sergio Hernández; hay además módulos de nutrición, probablemente un psicólogo, abarca varios puntos y es full time. Arranca a las 9 de la mañana, y son seis módulos por día, hasta las 19 hs, para luego tener un tutorial de una hora y la cena”, expresa Carlos en un alto del curso. La charla se da en varios días, a medida que el entrenador de Unitarios cuenta con un tiempo disponible. El sábado hay una evaluación final, y en caso de aprobarla, quienes están tomándolo serán entrenadores Nivel 3. La exigencia es altísima, pero muy rica.

Justamente, el nudo de la conversación gira en torno al conjunto de Marcos Paz, quien en este 2018 participa en la Copa de Oro, dentro de la Conferencia Oeste.

“El año pasado nos fue bien en la Copa de Bronce, y nos pusimos el objetivo para este, de alcanzar la de Oro. Logramos la clasificación en el primer tramo del torneo, para el siguiente, donde se determinaban quienes iban a la Metropolitana y los otros a la de Oro. Los siete encuentros, si bien en algunos momentos jugamos muy bien, éramos conscientes que enfrentábamos a rivales por encima nuestro. Hicimos todo el esfuerzo, pero no conseguimos victorias; ahora arrancamos, disputamos un solo cotejo, y considero que estamos bien, vamos a hacer un buen torneo”, afirma.

Al momento de describir las razones por las cuales le costó al equipo asentarse tanto en la segunda etapa del año, comenta:

“Este año no tengo un equipo tan largo, porque los jugadores de inferiores que podrían estar en la plantilla y darnos un salto de calidad, están estudiando. Desde Marcos Paz, queda lejos para estudiar, y algunos de ellos tienen dos horas y media de viaje, tanto para ir como para volver, y se les dificulta entrenar. Lo sentimos en las rotaciones, estamos haciendo buenos primeros tiempos, pero nos caemos en los segundos. Eso para mí fue una constante en los siete partidos; ahora estamos sumando, se nos sumó un juvenil, a quien considero importante, si se engancha con ganas. Junto a la base de ocho jugadores, creo tener en el plantel un equilibrio para disputar los cuatro cuartos. Otro tema es que tenemos un solo base (Mariano Rocco, entrenador de las formativas del club), y no lo puedo exprimir, pero sin dudas se siente bastante cuando no está en cancha”.

Tras sus dichos, la repregunta sobre si este año se lo toma como un aprendizaje, y desde allí conseguir asentarse en este nivel, para en un momento aspirar a meterse en la Copa Metropolitana.

“Tal cual, fue planteado así, y por eso hemos cumplido con el objetivo. Salvo un par de jugadores, es el mismo equipo, por lo que sin dudas hemos progresado. Obviamente, estar aquí lleva un aprendizaje, te encontrás con equipos integrados por otra calidad de jugadores y bien armados en sus estructuras. Aún así, intentamos meterle todo lo que esté a nuestro alcance, otros desafíos técnicos y tácticos. Estamos en ese camino”, admite.

Unitarios fue uno de los protagonistas de la edición 2014 del Torneo Prefederal, actual Liga Metropolitana. ¿Han evaluado en la entidad, tanto dirigencia como cuerpo técnico, retornar en algún momento?

“A fin del año pasado ya lo hablamos; por cierto las ganas están, pero dentro de las proyecciones está el de conseguir el dinero. Sabemos que para un club como Unitarios es un número importante, pero tenemos una linda base de equipo; no se si el próximo, pero probablemente en el 2020, ya estemos preparados en todos los ámbitos para jugar una competencia así. Depende mucho de los dirigentes en tomar una decisión final, y comenzar a trabajar en función de eso. Estaría muy bueno como iniciativa, y no lo veo como algo improbable de conseguir”, responde.

Carlos Bruschi, entrenador de la Primera de Unitarios, quien compite en la Copa de Oro en la Conferencia Oeste. Con el objetivo alcanzado, el torneo les sirve para adquirir experiencia, y buen roce con rivales de jerarquía.