Ramos le pone todo al Minibásquet

Por
Actualizado: agosto 7, 2018

Ramos Lawn Tennis Club es uno de los clubes más fuertes de FeBAMBA, con una larga historia y una cantera importante que lo lleva a pelear siempre los diferentes campeonatos en los que participa aunque todo nace en el Minibásquetbol.

Y esta categoría está bajo la órbita de Marcelo Masci, quien se definió como un “apasionado” por el básquetbol y tiene a su cargo a los chicos que están dando sus primeros pasos en este deporte.

“La verdad que llegué a Ramos porque jugaban mis sobrinos y mi hijo. Sabía que se trabajaba muy cómodo y es algo que ahora puedo confirmar, es un placer ser parte del club porque uno solamente se encarga de ir a dar clases y nada más. El resto de las cuestiones están resueltas”, contó.

“Cada vez que llegamos tenemos todo armado por el utilero y la gente encargada para solamente dirigir”, explicó.

Asimismo, Masci informó que armó un proyecto pensando “a cuatro años” y comentó que no siente “presión” por estar en una institución como Ramos.

“La idea es empezar a fortalecer el Mini y el Premini. Hoy por hoy contamos con 35 Preminis federados y 25 Minis, más ocho Pre Infantiles -una categoría en la que siempre falta gente-. Por suerte trabajamos en las escuelas de la zona con el “Ranchosaurio” y poco a poco vamos creciendo”, afirmó.

“Además en este año armamos actividades como el 3×3 de estos meses, en los que los chicos traen amigos y posteriormente varios se quedan a jugar en Ramos. El movimiento de a pie por la zona es importante y buscamos duplicar la cantidad de jugadores para arrancar en el 2019 con una base aún más grande”, apuntó.

Por otro lado, Masci adelantó que están armando “otra cancha con dos aros” y posiblemente se consiga “una tercera” con la misma cantidad. Sin dudas, este avance en la infraestructura es clave para el desarrollo de cada nene y nena que se presenten para sacarlos de “la calle y la tecnología”.

“Nosotros trabajamos todos los fundamentos, sabiendo que hay muchos chicos nuevos y por eso apuntamos a pasar, picar y tirar. Mi idea es que terminen el año con el pasar y cortar, con movilidad en el ataque y con una defensa uno contra uno. El Mini es lo básico para que el jugador llegue con buenas herramientas”, recononció.

En relación a todo esto, el entrenador realzó que el balance del 2018 hasta ahora es “sumamente positivo” con el enorme campus que se celebró en las instalaciones, con la presencia de la preparadora física del federal, el ex basquetbolista Juan Gutiérrez, entre otras cosas.

“Hicimos muchas actividades. De hecho con la inauguración de los vestuarios del sábado 28 de julio contamos con un campeonato de otros ocho clubes y terminamos de jugar a las cuatro de la tarde. Salió muy lindo, con más de 100 chicos, que merendaron acá”, dijo Masci.

Finalmente, el director técnico valoró la creación del Supermini por su “enorme” organización y recordó que les tocó ser “sede” en el inicio y estuvo “muy bien”.

“Me parece bárbaro el inicio del torneo para que algunos chicos y algunos clubes sepan ya lo que es la competencia para que no sea tan chocante de golpe, ni se frustren por los cambios que tienen al ser U-13. Es bueno que sientan que se puede ganar o perder, que se ganen su lugar, que se pueda dar un partido parejo y que sientan una especie de presión con los resultados. Esperemos que el año que viene se anoten aún más equipos”, concluyó el entrenador.