Almirante Brown vivió la fiesta del Súpermini

Por
Actualizado: agosto 6, 2018

Una excelente jornada se vivió en el club Almirante Brown, con la fecha del Súpermini, donde participaron siete equipos de las cuatro conferencias de FeBAMBA. El evento comenzó pasadas las 9 de la mañana, y se extendió hasta bien entrada la tarde, seguidos por una gran cantidad de padres y familiares, quienes le brindaron un marco de calor al entusiasmo de los pequeños, por jugar y disfrutar del básquet.

La entidad de San Justo hace tres años pertenece al ámbito formal de la federación, y dentro de sus proyectos por progresar y estabilizarse con la actividad, decidió cobijar esta fecha, donde en principio ocho clubes dirían presente y lucharían por los dos pasajes a la definición en la jornada siguiente, dentro de la parte baja de la llave. Junto al anfitrión, se dieron cita UGAB, GEVP B, Los Indios de Moreno, San Andrés, Tristán Suárez y Olimpo de Lanús. Quien no pudo presentarse fue Villa España.

El formato de disputa fue con dos zonas, donde los dos primeros de cada una se midieron por la tarde, con los vencedores clasificando.

Mucho entusiasmo en los jovencitos, quienes al momento de esperar su turno para salir al rectángulo, no escatimaron energías al costado del amplio espacio aledaño a la cancha, e improvisaron partidos, lanzamientos y jugadas durante todas las horas que duró la actividad.

Con buen tino, la dirigencia local dispuso de metegoles, y de los mismos tomaron parte también los mayores, quienes matizaban la jornada con mates y las variedades ofrecidas en el buffet. También, el Supermini tuvo los atractivos de sorteos a través de rifas, y como novedad, la presentación de los equipos, símil a los de Primera, mencionados por sus nombres, ante el aplauso general.

“La jornada fue excelente, vinieron muchos papás a ver disfrutar a sus hijos; para nosotros fue un honor haber podido ser sede del Supermini. Almirante viene hace tres años trabajando con sus formativas, y cada año damos un paso más. Estamos realmente muy contentos”, expresa Gabriel Benítez, presidente de la Subcomisión de Básquet del aurinegro. Charla, mientras hace una pausa, porque junto a los otros dirigentes y los padres asignados, no pararon un solo instante durante toda la jornada, la cual duró por más de nueve horas.

La clasificación en Almirante Brown para disputar la “Gran final”.

“Estamos trabajando mucho con el tema de las formativas; hace poco hicimos nuestro primer Campus, y junto a los minis, fuimos a la primera fecha en Obras y la segunda a Los Indios. Desde ese momento nos movimos para poder tener a los ocho equipos en nuestra cancha; entonces nos decidimos y lo organizamos”, agrega.

Organizarlo, también conllevaba un sacrificio en otros aspectos, como el económico, ya que todas las delegaciones almorzaron en el restaurante del club. “Sí, tal cual, pero lo más lindo de hoy fue ver a los padres de los chicos, quienes siempre vienen, pero esta vez se sumaron a colaborar, limpiar, dando la comida a los visitantes. Muy contentos por la actividad, ver tantos chicos jugando, pero también en nuestro lugar, ver reflejado el apoyo de los padres. Nos alienta a seguir trabajando”, señala Benítez.

Sobre el haber sido anfitriones de tantos clubes, con apenas pocas temporadas en FeBAMBA, los pone en el desafío de seguir profundizando el trabajo que vienen realizando. “Actualmente tenemos ochenta chicos entrenando, de Premini a Cadetes, y hay momentos, por nuestros horarios limitados, ya que compartimos la cancha con otra actividad, donde hay unos sesenta practicando al mismo tiempo. Así que imaginate, hemos crecido un montón, estamos orgullosos de eso, y la idea es seguir creciendo. Sin dudas, tenemos temas de infraestructura por mejorar, pero estamos juntos en poder conseguirlo”, añade.

Justamente, la consulta final es acerca de los proyectos a corto y mediano plazo que tienen como subcomisión. “En lo inmediato, empezar el proyecto del piso de madera. Lo habíamos comenzado, pero lo tenemos demorado y queremos reflotarlo enseguida. Es el paso que necesitamos dar para el salto de calidad, y sobre todo, incrementar la base en el mini. Estamos trabajando con escuelas de la zona, realizando jornadas, sumando chicos, porque estamos convencidos que en la pirámide fuerte, tendremos la posibilidad de crecer en las categorías siguientes”, responde.

Almirante Brown vivió la fiesta del mini en su casa, albergando a varios clubes, y experimentando las sensaciones de ser anfitrión. Con los resultados a la vista, el desafío de mejorar las estructuras, como parte visible del permanente crecimiento en la entidad de San Justo.