Julio Ramírez, y el balance de esta primera mitad de temporada

Por
Actualizado: agosto 30, 2018

Segunda parte del año calendario en los torneos de FeBAMBA, y los clubes se encuentran abocados a las competencias en los diversos niveles. Entre ellos El Palomar, quien con sus formativas participa en el Nivel 1 de la Conferencia Oeste, en tanto su Primera lo hace en la Copa de Plata.

Como ocurre desde hace varias temporadas, Julio Ramírez es el coordinador de la actividad en la entidad enclavada sobre la calle Marconi, y a la vez entrenador del elenco superior, junto a las categorías de U15 a U19. Entonces, la posibilidad de hablar y hacer un balance de lo que se lleva jugado en estos meses.

“El balance de la primer mitad de año fue positivo. Mas allá de los resultados, que fueron mejor de los esperados, nuestros jugadores han mejorado sus fundamentos individuales y colectivos. Eso nos permitió competir con el resto de los equipos de la zona, hemos ganado y perdido, pero siempre con la posibilidad de competir de igual a igual con los rivales. En esta segunda mitad, continuamos con el desarrollo individual de los chicos, comenzamos deportivamente con varios resultados adversos, pero con las ganas de seguir mejorando”, expresa Julio, en la mitad de semana, luego de presentarse en Moreno frente a Los Indios.

Con una continuidad de años en la institución, se le pregunta si ya algunos de sus objetivos en el proyecto diseñado apenas arribó, se ven en el trabajo semanal. “Nuestra idea se basa en el crecimiento constante de las categorías formativas. En el mini se encuentran Juan Mighella a cargo de la escuelita de basquet y Nicolas Diz a cargo de las categorías U10, U12 y U13. La U13 es una linda camada para continuar trabajando, son chicos a quienes le gusta entrenar y siempre bien predispuesto a corregir detalles técnicos. Además, tienen un plus, entrenan con la U15, lo cual les da otro roce a la hora de entrenar y competir. Hemos tenido tres chicos participando del proceso U13 de la Conferencia Oeste, de los cuales uno, Ramiro Barros, participó del cuadrangular de conferencias”,añade.

La repregunta gira, por contrapartida, cuáles son los aspectos en los cuales siente que le falta concretar. “De a poco hemos ido formando una identidad de juego; en los últimos años hemos tenido representantes en los seleccionados de conferencia, nos hemos ido ganando el respeto de muchos de los rivales. Siempre hay cosas para hacer y mejorar, hemos logrado que los chicos vean el deporte desde otra perspectiva. Qué estaría faltando, no sabría decírtelo; creo que varias cosas, pero va de la mano a medida de alcanzar objetivos; quienes lo hacemos por pasión, siempre va en busca de cosas mas grandes. Palomar es mi club, y uno busca todo el tiempo verlo lo mejor posible”,asegura.

El Palomar tuvo en su Primera, durante los últimos años, planteles con jugadores formados en otras instituciones. Como reflejo del trabajo en formativas, en este 2018 se le ha dado una preponderancia mayor a quienes llegan desde la cantera. “Tomé la decisión de formar un plantel, en su mayoría oriundos del club. Actualmente, la primera cuenta con 18 jugadores; de estos, 11 son mayores, de los cuales seis son oriundos. Y contamos con siete jugadores de las categorías inferiores. Hoy en día,  debido a lesiones y problemas personales, son cuatro los cupos libres que hay los inferiores en los juegos de primera división; y participan de forma activa de los juegos, no van de paseo con la primera”. afirma.

Sin dudas, como formador y entrenador, poder ver en ese equipo superior, a chicos formados por él cuando integraban categorías menores. “La verdad, es muy gratificante para uno ver a los chicos que formó desde pequeño, jugando en primera y defendiendo con verdadero sentimiento la camiseta de su club”,expresa con orgullo.

Julio Ramírez, entrenador y coordinador en El Palomar, un club que va moldeando la impronta de ver crecer dentro de sus instalaciones, a los jóvenes de las formativas.