Country CIB tiene buenas bases desde el Minibasquet

Por
Actualizado: septiembre 5, 2018

Country es una de las opciones importantes para los niños que quieran aprender a jugar al básquet, aquellos que vivan por la zona de Banfield y aledaños encontrarán en la institución de la calle Belgrano un lugar para poder practicar el deporte de la pelota naranja.

En el último fin de semana los más chiquitos viajaron hasta a Avelleneda para medirse con Independiente en un juego que tuvo el condimento especial de las visitas de Kika y Tango, las mascotas de FeBAMBA, un hecho que le dio otro color al sábado matutino basquetbolero.

Maximiliano Gúzman es el coordinador deportiv de las formativas del club, desde premini a U15 y quien charló con el Departamento de Prensa de la Federación y dejó sus observaciones sobre las nuevas iniciativas, tanto con lo de mascotas y el Supermini, como así también dio un pantallazo de como el minibásquet del Country.

Más allá de crear un hábito de responsabilidad grupal, jugar al básquet es poder divertirse y cuestiones que puedan agregarle un condimento externo al juego es bienvenido, por eso las presencias de Kika y Tango son celebradas por padres y chicos. En concordancia con esta situación, Gúzman expresó: “Realmente me dejó sorprendido lo de la mascotas, es algo fuera de lo común y que los chicos disfrutaron mucho. Generaron un empatia bárbara con los padres también, que le pusieron mucha onda, a pesar de haber ‘madrugado’ un sábado a la mañana, creo que es un complemento a los partidos que le viene bárbaro”.

En lo que es su quinto año dentro de Country y el primero como coordinador deportivo, Gúzman sostuvo que el proyecto del club para con el básquet formativo “se basa en sumar la mayor cantidad de chicos posible, que se genere un buen vínculo con el básquet y después un sentido de pertenencia para con el club, para ello estamos trabajando mucho junto a Lucas Saenz como monitor y profesor a cargo de la escuelita”.

El lindo evento que fue el Supermini con la final en Obras, es un hecho que va generando comentarios positivos y también entusiasma a aquellos que no pudieron se parte a querer serlo en temporadas venideras. Sobre esta cuestión y mostrándose optimista a futuro, Maximiliano indicó: “Me comentaron que estuvo muy bueno lo del Supermini, me lo han dicho ‘profes’ que participaron, nosotros este año no nos animamos a participar por un tema de estructura más que nada, no estábamos del todo organizados para poder jugarlo, pero si está todo dado, el año que viene tenemos intenciones de jugarlo, dándole más estímulos a los chicos para que se sigan divirtiendo”.

Country y sus bases en el minibasquet, un trabajo a pulmón, pero con mucho corazón que va ganando espacio dentro de la institución, siendo el básquet una oportunidad muy buena que tienen los chicos para poder jugar y divertirse.