Victoria se entusiasma con el Encuentro

Por
Actualizado: octubre 10, 2018

Mauricio Tarullo es dirigente del Club Victoria, donde el Encuentro Nacional del Minibásquetbol se vive de una manera “especial”, ya que todas las familias desarrollan distintas “actividades especiales” para recaudar fondos.

“Para el club Victoria significa todo un acontecimiento el Mini encuentro. Nuestra institución lo vive de una manera especial en la previa en donde todas las familias desarrollan distinto tipo de actividades para recaudar fondos (venta de empanadas, de pollos, rifas, etc ) que permite solventar los gastos que se ocasionan ese fin de semana, como así también para el viaje de devolución. Destaco esto porque me parece que nos es un tema menor. Este compromiso genera camaradería entre los padres y los chicos del club y aparte se pueden alcanzar este y otros objetivos consolidando un ambiente sano y familiar en el club”, afirmó el directivo.

-¿Cómo se preparan para el mismo?

-Para este fin de semana nos preparamos con todo el entusiasmo, con todas las ganas de recibir a los chicos que nos visitan y participar del desfile en Platense. Los papas, coordinados por Coco Conti, quien es el responsable de Mini y Martín Catani que es el profe de la categoría están preparando todas las actividades para que este sábado y domingo sean unas jornadas inolvidables para los participantes. Estos momentos, estas vivencias son una parte central en la vida y el desarrollo de los chicos. Serán historias imborrables para el resto de sus v idas.

-¿Qué tiene de distinto vivir ese fin de semana del Encuentro?

-Lo distinto de ese fin de semana se manifiesta en que las emociones están a flor de piel. Los chicos felices y ansiosos por estar con sus nuevos amigos. Volverlos a ver, reencontrarse, hablo de reencuentro porque en Victoria tenemos la práctica de viajar antes del encuentro, fin de semana largo de agosto. También hay emociones para padres que traban una relación especial con el chico que reciben, como con algunos padres que acompañan. Fui responsable de muchos encuentros, e intercambios en mi club y cuando llegaba el final, a la hora de la despedida, siempre se me cayó alguna lágrima.

-¿Tienen idea de alojar a otro club? 

-Sí, nosotros tenemos una fuerte tradición en alojar. Más allá de lo difícil que resulte, buscamos y buscamos hasta conseguir un club que esté dispuesto al intercambio. Como política tenemos que los chicos se alojen que casas de familias, porque estamos convencidos que ese es el espíritu central del intercambio. Que los chicos convivan con distintas realidades culturales, sociales y económicas. Esa experiencia será muy importante para la construcción de su personalidad para el futuro. Reconocerse a sí mismo y reconocer al otro. En esta ocasión recibimos al club Unión de Mar Del Plata.

-¿Cómo ves al Mini a nivel general, con las visitas de Mascotas, encuentros semanales y el Supermini?

-Al Mini Basquet lo estoy viendo bien. Debemos seguir poniendo el foco en esta categoría, no solo porque son el futuro deportivo, sino porque desde esa edad construimos compromiso, disciplina, solidaridad, valores centrales para el desarrollo de un buen individuo.
El Supermini está en sus inicios, tengo la percepción que la experiencia de este año fue enriquecedora y exitosa. Debemos profundizar la próxima temporada.
La incorporación de las mascotas me resulta fantástica. Sus presencias
en los clubes es una fiesta. Es un valor agregado que la federación le da a todos los partidos de Mini.

-Finalmente, ¿qué mensaje les dan a los chicos y a las chicas para el Encuentro? 

-Tienen que vivir el encuentro intensamente. Tienen que compartir mucho con sus nuevos amigos que en muchos casos se transformarán en amigos de toda la vida. Ojos y oídos bien abiertos para vivir esta experiencia. Cuando pasen los años la recordarán como una historia inolvidable. Siempre la llevarán en sus memorias. Que traten de aprender de las otras culturas, de las otras costumbres, eso les permitirá ser en el futuro ser mejores personas que sean felices.