Ciudadela Norte, más voces de los protagonistas del Encuentro

Por
Actualizado: octubre 31, 2018

Ciudadela Norte fue uno de los clubes que desfiló en Platense, el pasado 13 de octubre, en el marco de una nueva edición del Encuentro Argentino de Minibásquet, el 45°.

Y entre la delegación masculina, estuvieron Leonardo Spano y Sebastián Leguiza, quienes se sumaron al calor y color del evento, desde muy temprano  en Vicente López, hasta las últimas horas de la tarde, participando junto a otras cinco entidades de una jornada a puro básquet.

“Esta vez me gustó mas el Encuentro, porque tuvimos la posibilidad de conocer más clubes, y chicos con los cuales poder jugar básquet durante toda la tarde. El año pasado fuimos cuatro, y ahora seis, y eso hizo que estuviera mucho mejor”, dice Leo, ya con la experiencia de ser su segunda vez como protagonista de un EAM.

“A mi me gustó haber conocido a nuevos compañeros, de haber sido muchos, y poder jugar todo el día. Poder estar en un club lindo, comer todos juntos, y ver que hay chicos con las mismas ganas de jugar básquet. Estuvo divertido”, agrega Sebastián.

Al momento de destacar los aspectos que más les gustó, expresan: “Me gustó estar dentro de una cancha de fútbol- dice Sebastián, el más pequeño de los dos, y con su primera vez en el Encuentro- , junto a ver muchos equipos que no conozco y jamás vi. La verdad es que no conozco mucho, y hoy pude hacerlo,por eso me gustó estar. También estuvo bueno poder desfilar con mis compañeros, y que la gente nos viera como equipo”.

“Como dijo Seba, también me gustó desfilar ante tanta gente, y que nos vieran y sepan quienes somos. La posibilidad que se sepa de un club llamado Ciudadela Norte. Estuvo lindo estar adentro de una cancha de fútbol, porque es muy espaciosa, y pude conocer más gente que la vez pasada. Y la música estuvo muy buena”, afirma Leo.

Leo comenzó a jugar básquet hace tres años, y las razones las explica con absoluta convicción. “Lo elegí porque sentí enseguida que podía llegar a ser bueno en este deporte, y todavía lo sigo intentando. Soy chico y tengo que aprender todos los días”.

Por su parte Sebastián agrega: “Empecé hace dos años, porque quería probar otro deporte; hasta ese momento había hecho fútbol y natación, y la verdad no me gustaban mucho. Entonces intenté con el básquet, y la verdad me gustó enseguida. Porque disfruto pasarle la pelota a un compañero, defender, sinceramente está bueno”.

Antes que vayan a seguir jugando con todos los chicos desperdigados en las dos canchas, la consulta sobre sus sueños en este deporte. “Me gustaría llegar a ser un jugador profesional de básquet, y mejorar para poder ayudar a nuestro club”, cuenta Sebastián con su suave voz de niño.

“Yo quisiera llegar a Primera y jugar contra equipos grandes, como esos que están en la Liga Nacional”, afirma Leo.

Dos jovencitos, en plena tarde del mayor evento del minibásquet nacional. Y como tantos, junto al instante de disfrutar y conocer nuevas experiencias, dejando volar las ilusiones a sus sueños.