Wilde Sporting quiere crecer con el Minibásquet

Por
Actualizado: noviembre 13, 2018

El buen desarrollo de los chicos y la atracción al deporte, más precisamente al básquet, son algunas de las metas que se proponen al hablar del Minibásquet. Wilde Sporting Club es uno de los tantos integrantes de FeBAMBA que apuesta por esta categoría y así lo demuestra en su progreso.

Pablo Niewialkonski, uno de los entrenadores del equipo del Sur de Buenos Aires, cuenta cómo se está encarando este proceso: “La categoría viene muy bien. En Premini tenemos cerca de veinte chicos, que esperamos que sigan pasando por las distintas etapas. Aparte de esto, en Wilde tenemos una escuelita que también venimos trabajando bien y podemos sacar chicos de ahí. Esta es una de las claves que tenemos, fomentar mucho el Minibásquet para que sigan creciendo las diferentes categorías”.

Además, Pablo explicó cuál es el objetivo para estas categorías: “Estamos promoviendo mucho todas, ya sea femenino o masculino. Se está entrenando con los profes para que los motiven con el básquet. Después, cada chico decide si va a seguir en el deporte, o si sigue en el club, pero lo que uno intenta es que se diviertan, se integren en el juego y se terminen quedando. Creo que ese es el objetivo de la Federación misma, que la mayor cantidad de chicos se integren al básquet, que es algo que se fue perdiendo con el tiempo”.

Por último, expresó su conformidad con las instalaciones que cuentan y contó una de las razones por las cual ve buenos frutos del trabajo realizado: “En el club no tenemos para quejarnos porque tenemos dos canchas que se aprovechan al máximo, se usan para todo y en ese sentido estamos bien. En cuanto a los chicos, hablamos siempre con los profes de otros clubes y nos dicen que se los nota muy bien, que están muy metidos. A esta edad ellos siguen más lo que es la NBA, aunque nosotros queremos que miren más la liga nuestra. Nuestro espejo, y a lo que deberían aspirar a ver debería ser la Liga Nacional, porque todo lo que ven lo absorben como una esponja. Esto puede ser para ver movimientos, probar cosas nuevas y hasta a veces nos muestran movimientos que nunca explicamos o vimos hacer, y eso demuestra que están enganchados. Por eso estamos contentos con todo el trabajo que estamos realizando en general con el básquet”.