¡Las mascotas de festejo por Banfield!

Por
Actualizado: diciembre 1, 2018

Siendo uno de los últimos fines de semana de actividad deportiva para el minibasquet, Country CIB organizó un mini torneo con cuatro clubes de la Conferencia Sur y la presencia estelar de Tango y Kika, las mascotas de FeBAMBA, para animar y festejar a los chicos en una mañana de básquet y entretenimiento.

Con el torneo oficial ya finalizado, algunas de las instituciones de FeBAMBA deciden darle el cierre deportivo al año con encuentros amistosos para que los chicos sigan disfrutando de jugar un rato más y aquellos que dejan el minibásquet tengan una despedida con mucha alegría. Bajo ese contexto, Country invitó a Gimnasia y Esgrima de Lomas, Monte Grande, Olimpo de Lanús y Colón de Temperley a participar de una competencia amistosa durante la mañana del domingo.

“Estamos muy contentos con la convocatoria que tuvimos con este torneo, los profes de los clubes que invitamos vinieron con mucha cantidad de chicos y pudimos disfrutar de una mañana distinta con niños jugando al básquet por todos lados”, destacó Maximiliano Guzmán, coordinador del evento y del básquet de Country.

La visita de las mascotas nunca pasa desapercibida, su llegada genera empatia con los más chiquitos que enseguida corren a sacarse una foto, además de todo el entretenimiento que generan Tango y Kika con sus juegos poniendo a prueba las habilidades de grandes y chicos, desde entrenadores, pasando por los padres y los pequeños jugadores.

Sobre la presencia de las mascotas de FeBAMBA, Maximiliano sostuvo: “Lo Tango y Kika le da otro color al evento, son muy lindos los shows que proponen además de venir muy predispuestos a abocarse al cronograma que teníamos armado. Juegan con los padres, con los chicos, la verdad que es una iniciativa que suma y mucho para el minibasquet”.

Sumándose a lo expuesto por el entrenador de Country, Luciano De la Rosa, coordinador de Gimnasia de Lomas manifestó que lo de las mascotas “es algo fabuloso, sin dudas que le da otra energía, otra predisposición a lo que es un partido de mini un sábado a la mañana. Es buscarle una vuelta más al enganche de los chicos con el deporte y eso está muy bueno”.

La mañana comenzó con juegos para los jugadores de todos los clubes con un “eliminador” multitudinario, participando todos los chicos de todas las delegaciones, con premios para los ganadores. Después comenzaron los amistosos, disputándose partidos simultáneos en tres canchas diferentes.

“La idea era que los chicos se diviertan, cierren el año jugando y también poder recaudar fondos para poder hacerle una buena fiesta de fin de año como se lo merecen después de la temporada jugando y entrenando mucho para poder mejorar día a día”, sintetizó Guzmán sobre la meta por cumplir a través de este certamen amistoso.

Colón de Temperley fue uno de los clubes presentes, con un equipo a cargo del profesor Federico Brianso, quien ponderó como muy importantes este tipo de torneos para tener motivados a los chicos: “Gracias a estos encuentros se sumaron muchos jugadores y es algo que ayuda al minibasquet, principalmente para no perderlos con otros deportes y que se queden enganchados con el básquet”.

Sonrisas, selfies, mascotas, básquet, amistad, todas las cuestiones que hicieron a una mañana llena en Country CIB, los chicos disfrutaron de ser una vez más protagonistas haciendo los que más les gusta, divertirse dentro de una cancha de básquet jugando con amigos.