Giesenow explica su entrenamiento mental

Por
Actualizado: mayo 18, 2016
Giesenow

¿Qué porcentaje le darían a la mente en el deporte? Generalmente se la ubica con uno muy alto. En cuántas oportunidades la posibilidad de creer en las propias condiciones eleva la confianza y le permite sentirse realmente satisfecho con su rendimiento.

De estos aspectos fundamentales para cualquier deportista se dedica plenamente Carlos Giesenow, licenciado en Psicología Deportiva y autor de los libros “Psicología de los equipos deportivos” (2007) y “Entrenando tu fortaleza mental para el deporte” (2011).

La premisa que maneja Giesenow es tan simple como específica: “Apunta a que los deportistas logren desarrollar la fortaleza mental y que disfruten más de lo que hacen, siempre relacionado con el desempeño y el rendimiento de cada uno”.

Para trabajar su método, sostiene el egresado de la Universidad de Buenos Aires (UBA), que debe ser combinando la práctica con el diálogo constante.

“Se divide en distintas actividades, ya sea con charlas mano a mano o talleres grupales trabajando un tema en particular. También se puede realizar una actividad de fijación de objetivos”.

Participó activamente durante ocho años en el Departamento de Psicología Deportiva del Fútbol Amateur de Argentinos Juniors, colaborando con las divisiones inferiores del club. También se integró al equipo de las divisiones juveniles de la Federación de Vóleibol Argentino (FeVA) a lo largo de siete años.

“Siempre hay que tener en cuenta la comunicación en equipo, a través de actividades para mejorar el clima dentro del equipo y que repercute en el rendimiento”, reconoce Giesenow, también con pasado dentro de otros deportes como el hockey sobre césped y el rugby.

Como toda mejora se necesita un cierto período para lograr una estabilización y observar los resultados: “Esto no es magia, no significa dar una charla y se solucionan todos los problemas. El entrenamiento muchas veces quiere decir repetición. Existen técnica de relajación o visualización que requieren unas cuantas repeticiones. Un jugador que necesita mejorar su lanzamiento debe practicarlo una buena cantidad de veces, aunque el equipo esté entrenando otros aspectos”.

CONFIANZA DENTRO DEL BÁSQUETBOL

Creer que se puede lograr es lo más complejo en cualquier disciplina. Puntualmente en el básquetbol, hay una frase que se convirtió en un lema para los jugadores, “se me cerró el aro”.

“Ante esa circunstancia que se plantea, la propuesta es un trabajo de confianza para saber cómo la persona se está hablando a sí mismo, ya que tiene un impacto bastante importante respecto a cómo uno se construye su propia confianza”.

Y amplía su idea reconociendo que “a veces uno se habla de forma negativa y se destruye rápidamente la confianza. Hay otras formas de hablarse más productivas y eficientes para acercarte a tus objetivos”.

A lo largo de toda la Argentina y otros países de Latinoamérica lo llevó a Carlos Giesenow a presentar el “entrenamiento mental” para las distintas competencias.

“Hay una cuestión concreta donde uno construye su confianza en los entrenamientos, donde realmente tenga que esforzarse para alcanzarlos. No precisamente debe pasar por ser titular en su equipo sino que podría pasar por mejorar el porcentaje de sus lanzamientos. Eso los dejaría agrandar su confianza”.

Esto último es fundamental para cualquier jugador. La confianza se construye a medida que uno cede con su mente y va dando pequeños pasos que le permitan realizar otros más grandes en el futuro.

FOTOGRAFÍA: Gentileza Cima Performance – www.cimaperformance.com