Nicolás Casálanguida pasó por el Instituto Obras

Por
Actualizado: abril 10, 2017
Casalanguida

Los alumnos de primer grado del Instituto Obras tuvieron una visita especial. El entrenador del primer equipo de Liga Nacional, Nicolás Casalánguida, y papá de Victoria, compartió una mañana juntos a ellos.

Con motivo del centenario del club, la señorita de primer grado, Mercedes Salaberri, comenzó un proyecto que durará todo el ciclo lectivo y que trata de la visita de familiares al aula para que puedan compartir momentos juntos, jugar, escuchar y aprender.

“Quise que el primer papá que nos venga a visitar sea Nicolás Casalánguida, ya que no solamente es el papá de Victoria sino que también trabaja en el club. Me pareció interesante que les cuente cual es su labor, lo importante que es el básquet en la institución y que les hable un poco de la historia que tiene el club”, explicó Salaberri.

“Al ser niños de primer grado, les conté en forma lúdica en qué consiste el lugar que ocupa el básquetbol en Obras, que es lo que hacen los jugadores y lo que hacemos los entrenadores en líneas generales. Hablamos un poco también de cuestiones básicas reglamentarias del juego, conversamos de los jugadores de Obras y hasta simulamos un mini partido. En definitiva, lo que intentamos es que conozcan más la actividad y generar identidad. Algunos sabían más de lo que me imagine”, contó sorprendido el entrenador.

Fue una mañana diferente, en las que los chicos estuvieron muy atentos: “Estaban contentos. Disfrutan de este tipo de actividades, mostraron participación y ganas de ir al partido que jugábamos esa noche. Es una buena manera de estimularlos para que se sientan parte del equipo y se acerquen al deporte. Ojalá sea al básquetbol, pero si no es así y eligen otro también está muy bien. Todo este tipo de actividades son estimulantes y Obras cuenta con una estructura ideal para que los niños y jóvenes se sientan identificados con un equipo y con un deporte o con varios. La función educativa deportiva que cumple el colegio es fantástica, tengo mis tres hijas estudiando ahí y están fascinadas”, comentó Nicolás.

¿Qué tan importante es que los niños sepan la historia de Obras? “A su edad, ellos forman en su mente estructuras que uno no conoce el alcance. ¿Cuántos niños se insertaron en la actividad a los seis años y nunca más la dejaron? Quizás estimulando más a los jóvenes y por sobre todas las cosas provocando disfrute y goce en ellos puedan insertarse y perdurar. El básquetbol necesita bucear en distintos sectores para captar gente y que más interesante que entrar en la misma escuela. Obras, como proyecto deportivo académico, es un modelo”, cerró Casalánguida.

FUENTE: Gentileza de Prensa Obras Basket.