San Lorenzo también proyecta en las Formativas

Por
Actualizado: junio 6, 2017
san-lorenzo-hinchada

Sabido es que el Ciclón se prepara para defender la corona de la Liga Nacional de Básquetbol pero este presente, que además tiene el título del Súper 4 conquistado este año en Corrientes, se enaltece con el notable crecimiento que ha tenido la disciplina en los últimos años.

Porque más allá de los éxitos deportivos del equipo profesional, que es el espejo que brilla en este proceso, San Lorenzo de Almagro viene realizando un valioso trabajo en las bases. No todo parte de las asistencias de Nicolás Aguirre, las volcadas de Gabriel Deck, la destreza ganadora de Marcos Mata o la docencia de Julio Lamas. Hay también otro costado, quizás más discreto, pero no menos importante en el proyecto de la institución, al recuperar una histórica disciplina y volver a ponerla en los primeros planos a nivel nacional e internacional.

Mientras San Lorenzo de Almagro se convertía en el primer equipo argentino en jugar ante una franquicia de la NBA, como los Toronto Raptors el pasado 14 de octubre, en Boedo se ultimaban detalles para terminar la obra más importante del club luego de la construcción del estadio Pedro Bidegain, el Polideportivo Roberto Pando. La gestión azulgrana no sólo apostó por un equipo competitivo para ser uno de los animadores de la Liga Nacional, también sentó las bases de un predio para 2.200 personas que es un lujo por las comodidades que posee para la alta competencia y sus espectadores. Además, paralelamente, inauguró un gimnasio de entrenamiento debajo de la Platea Sur, que también es utilizado para que toda la cantera juegue sus partidos como local.

Una cantera que también ha dado un salto considerable, tanto en lo cualitativo como en lo cuantitativo. Porque el básquetbol pasó de tener 50 a 300 chicos practicando en tan solo un año. Campus de reclutamiento, reorganización de la actividad con más entrenadores, nuevas instalaciones y diferentes clínicas formativas han posibilitado que San Lorenzo de Almagro pueda quintuplicar en jugadores sus divisiones menores. “Queremos seguir reclutando chicos para que nutran a la inferiores como al equipo profesional, de hecho hay jugadores menores que ya están alternando en el plantel profesional y en la Liga de Desarrollo”, resaltó Marcelo Tinelli, máximo referente de este proyecto.

Hoy el equipo profesional cuenta con cuatro juveniles de primer nivel que, además de asistir a las clases de inglés que le brinda San Lorenzo de Almagro en el Polideportivo, han sido convocados a la Selección Nacional u19: Cristian Cardo, Leandro Cerminato, Lautaro López y Lisandro Fernández. Los tres últimos participarán de la próxima citación en el CENARD de cara al Mundial de Egipto, mientras que los cuatro son parte del plantel que dirige Julio Lamas e incluso han sido considerados por el entrenador en algunos partidos oficiales durante la actual temporada.

Además de lo estrictamente deportivo, todo el básquetbol formativo de San Lorenzo de Almagro fue beneficiado con un acuerdo que realizó la institución con la firma de indumentaria deportiva All Net Sports. Esta empresa provee a nuestros chicos con ropa de entrenamiento y partido, desde la categoría premini hasta la primera división que juega el torneo de Capital Federal. “El hecho de que tengamos 300 chicos jugando en el club muestra lo que en su momento les dije a los directivos de la Asociación de Clubes: nosotros no venimos sólo para jugar la Liga, sino también para tener un club con básquetbol en todas las categorías”, amplió Tinelli.

No sólo los chicos de la cantera son parte de este proyecto. El club también ha integrado a sus padres, quienes participaron de charlas didácticas, clínicas de kinesiología, educación física, uso y cuidados de redes sociales, entre otras actividades coordinadas por el responsable del básquetbol formativo de San Lorenzo de Almagro Carlos Duro.

Hoy San Lorenzo de Almagro se prepara para intentar revalidar el éxito de la temporada pasada. Hay algunos nombres que se repiten, y otros que no. Pero el plan de la institución sigue firme y con la intención de ir progresando con el tiempo, más allá de que se cumplieron y hasta superaron muchos objetivos en un plazo corto, porque en menos de dos años conquistó la Liga Nacional, el Súper 4, inauguró un gimnasio de entrenamiento y un Polideportivo, jugó un partido de pretemporada de la NBA, disputó la Liga de las Américas, ya está clasificado para la próxima Liga Sudamericana y, en paralelo, aumentó exponencialmente la cantidad de jugadores en su básquet formativo. “Después de todo lo que hicimos, me da la sensación de un gran camino transitado en muy poco tiempo. Es un orgullo, porque pusimos mucho trabajo, amor y pasión para lograr todo esto.”, concluyó Tinelli.

FUENTE: Prensa San Lorenzo