Pappalardi sobre el título del “Tiburón”: “Nos adaptamos a un equipo ya armado”

Por
Actualizado: agosto 18, 2017
Alejandro-Pappalardi

Cuando Caza y Pesca encaró el armado del equipo para este Prefederal, el nombre de Alejandro Pappalardi fue el primero que surgió entre el consenso de dirigentes y cuerpo técnico. El pivot de Platense ya les había dejado constancia de su preponderancia cuando dos años atrás, defendiendo los colores de Estudiantil Porteño (a la postre campeón), fue factor determinante para eliminarlos. Supieron que si debían reforzar con aspiraciones serias, traerlo era una decisión prioritaria. Así fue, y junto a Felipe Pais jerarquizaron la plantilla. siendo los candidatos y ratificándolo en el Final Four, venciendo en los tres juegos. Y Alejandro demostrando que en estoas definiciones, eleva su nivel.

“La verdad estoy muy contento, y un campeonato se festeja porque nunca sabés si vas a ganar de nuevo. Esto es algo único, desde el primer momento que me llamaron les dije si, sin ningún problema, que una vez terminada mi temporada con Platense me ponía a disposición del club. Lo único que les dije era traer a Felipe, porque con él pelearíamos bien arriba; muchos equipos se armaron fuerte, terminó siendo un torneo parejo. Pero nosotros nos adaptamos al juego de uno ya armado y pudimos conseguir el ascenso al Torneo Federal”, expresa Pappalardi en medio de la algarabía de los hinchas que lo rodean, en forma de gratitud por estos meses donde dejó su sello ganador.

“Jugué los cuartos de final en este Prefederal contra Caza y Pesca, los conocía y sabía lo duro que eran, los padecí con Porteño, nos costó sacarlo; pero ahora los jugadores maduraron. Raùl (Salvatierra) es determinante ahora, Juani Bello es otro conductor; por cierto teníamos muchas variantes y solo nos faltaba ese toque de calidad que nos podía dar Felipe y el aporte mío para colaborar”, agrega sobre el armado del plantel y el progreso de jugadores con años en la institución de Don Torcuato.

Se le dice que el Tiburón halló su alquimia alta en el cuadrangular decisivo.

“Nos llegó justo, ganamos en Monte Grande un partido muy chivo, y la serie cerrada 2-0 nos permitió descansar físicamente y de la cabeza. En el Final Four, el primer encuentro contra Los Indios lo jugamos bien; en el siguiente hicimos un desgaste muy grande en el primer tiempo, pero nos permitió rotar en el segundo y descansar para este decisivo porque era una final y el rival al igual que nosotros, la iban a jugar con todo. Gracias a Dios sacamos una diferencia en el final del primer tiempo y la supimos mantener. El cierre era algo lógico porque Hernández tiene una calidad de jugadores impresionantes”, comenta.

Sobre sus apariciones determinantes en instancias como esta, dice:

“Debía hacer un esfuerzo más, la temporada fue muy dura, y mi función era poder dar todo y aportar para conseguir el objetivo”.

Con respecto a su futuro, lo tiene completamente decidido:

“Vuelvo a Platense, que es mi casa, ya tengo todo arreglado y después de las vacaciones me incorporo. Caza y Pesca es una gran familia, me trataron muy bien estos meses, me hicieron sentir cómodo, y me llevo el meor de los recuerdos”.

Alejandro Pappalardi. Con la consagración en Obras, sumó su segundo título en estas competencias. Un ganador con todas las letras.