Moreno de Quilmes, un candidato de Plata

Por
Actualizado: octubre 4, 2017
Moreno de Quilmes

Después de haber sido la grata sorpresa en la Copa Metropolitana  2016, Moreno de Quilmes ha canalizado esa experiencia para rearmarse y ahora pelear en la Copa de Plata, donde se asume como un candidato dentro de la Conferencia Sur.

“La primera parte fue rara ya que todos los partidos fueron parejos, perdimos juegos con resultados cortos, solo en uno tuvimos diferencias que fue con Gimnasia de Lomas. El hecho de contar con muchos jugadores nuevos influyó en el rendimiento desde el punto de vista de la adaptación y organización”, expresó el entrenador de Moreno, Fernando García.

Moreno finalizó la primera etapa en la quinta colocación de la Zona 1 de la Sur, por detrás de Gimnasia de Lomas, Independiente de Burzaco, Independiente de Avellaneda y Temperley, teniendo que disputar la Copa de Plata, un objetivo interesante para la segunda parte del año.

El elenco de Quilmes tuvo un gran arranque y con siete victorias sobre ocho juegos marcha primero en tabla y según García esto se debe a la que el equipo “volvió a hacerce fuerte en defensa que es lo que nos da resultado, sumado a que los chicos consiguieron ritmo de juego y el ataque comenzó a fluir con más frescura y no tan trabado”.

Modificar los objetivos no siempre tiene que tomarse como un retroceso, a pesar de que eso significa por una meta más baja como bajar de la Copa Metropolitana a la de Plata. Sobre esta situación el coach expuso: “Todo proceso tiene su importancia, el año pasado tuvimos una gran experiencia para un club chico y de barrio. Esta vez nos toca estar en la de Plata y vamos a dar todo para llegar lo más lejos posible, arrancamos bien, pero creo que el equipo aún puede dar mucho más”.

Los resultados positivos y el liderazgo en soledad ponen a Moreno de Quilmes como uno de los contendientes importantes a quedarse con la copa. Sobre la situación de sentirse o no candidatos, García esgrimió: “La zona está muy pareja, más allá de los triunfos creo que cualquier equipo le puede ganar al otro, todos son buenos rivales. Nosotros vamos día a día tratando de jugar buen básquet, la racha positiva nos ilusiona para estar arriba en la conferencia, pero sin duda nuestra meta pasa por el trabajo diario y constante”.