Para Cañuelas, no hay mal que por bien no venga

Por
Actualizado: octubre 4, 2017
Cañuelas

Ciertas circunstancias imposibles de predecir fueron la mejor excusa de Cañuelas Fútbol Club para darse un gusto, el flamante piso flotante de su gimnasio.

Unas semanas atrás la institución de la Conferencia Sur sufrió la desagradable noticia sobre la inundación de su cancha por un deperfecto. Juan Pablo Belletieri, el presidente del subcomisión de básquetbol, admite que “siempre hubo piso flotante y ya teníamos planeado hacer una remodelación para fin de año, pero debido a una rotura de un caño se nos inundó toda la cancha”.

“Esto nos originó la suspensión de todos los partidos. De hecho, hay que destacar la mano que me dieron todos los clubes para postergar cada juego. Por tal motivo, decidí comunicarme con Fabián Borro, quien me contactó con la gente que se hizo cargo de la remodelación del piso”, rescata el dirigente.

Un veloz trabajo sobre el campo de juego de Cañuelas, donde se modificaron las tablas viejas y se aplicaron tres capas de plastificado, le permitió a los equipos de las diversas categorías seguir con el transcurso de la temporada en Capital Federal.

Cañuelas tiene una logística particular cuando debe salir de su cancha. Hace tres años se implementó un método para la seguridad de todos los jugadores del club. “Es todo un tema mover a todos los chicos de las formativas durante los fines de semana. Nuestra política es que todos los chicos viajen juntos en micro o una combi. El club es el responsable de que todos salgan y vuelvan a la puerta de Cañuelas”, asegura Belletieri.

En dos grupos repartidos por categorías, los equipos viajan en distintos medios. “A la mañana bien temprano sale el micro con las categorías iniciales y al mediodía sale una combi con las demás categorías. Es una política que adoptamos en la subcomisión del club”.

Por su parte, el directivo de Cañuelas demuestra conformidad por el progreso en el básquetbol del club. “Nosotros tenemos una muy buena concurrencia. De hecho, no nos animamos a presentar una tira B”, admite. “Al contrario de otros casos, nosotros reclutamos en los alrededores de nuestra zona. Hoy estamos muy conformes con las divisiones formativas”.

En Cañuelas vuelven a sonreír luego del mal momento.