Colegiales continúa creciendo como club

Por
Actualizado: octubre 11, 2017
foto dirigente colegiales

Colegiales es uno de los tantos clubes de barrios arraigados con su lugar, como el resto de los que pertenecen a FEBAMBA, y su crecimiento en la sociedad es importante en los tiempos que corren.

Llegué a este club luego de haber llevado a mi hijo Juan Martín, que por ese entonces tenía 7 años, a jugar al fútbol al club Palermo. Fueron solo dos clases. Cuando terminaba de jugar a la pelota, la agarraba y tiraba al aro de básquet. Claramente, no era el fútbol lo que le gustaba. Pregunté si había básquet y me dijeron que no. Me sugirieron que buscara cerca de la estación Colegiales, que por ahí existía un club. Así, un sábado, llegamos acá. Se enganchó muy bien y ya nunca nos fuimos”, recordó el presidente, Gerardo Ortiz, quien es dirigente desde hace más de 10 años.

“Tanto es así que vivíamos en Palermo y nos terminamos mudando al barrio, que me gusta mucho. Uno de los objetivos de la mudanza, fue el de estar en una zona de mayor tranquilidad como ésta”, contó.

Y al momento de comparar aquellos momentos cuando pisó las instalaciones ubicadas en la calle Teodoro García, entre Conesa y Avenida Crámer, comparó: “Crecimos muchos, no únicamente en el básquet: el club en general es el día y la noche, comparado con aquella época. A nivel estructural, deportivo e institucional, se ha progresado muchísimo. Esto se debe a que un importante grupo de personas ha trabajado duro para posicionarlo en el lugar que ocupa hoy. ¿Si yo tuve algo que ver? Y… digamos que de los últimos doce años, en diez yo también trabajé muy fuerte en la función dirigencial”.

Asimismo, cuando se incorporó a la dirigencia sostuvo que una de sus primeras propuestas pasó por mandar a “hacer” ropa institucional para generar “el sentido de pertenencia” con los colores y el club.

“Otro acierto, fue el de empezar a invertir en profesores para las inferiores. En aquella jornada contra Imperio, ellos contaban con tres personas en su cuerpo técnico. Colegiales, apenas llevó un monitor”, aseguró.

Actualmente, todos aquellos y aquellas que trabajan dando una mano en la institución ven el beneficio de “no” abonar la cuota, que se suma a “un viático”.

“Estamos en la máxima categoría deportiva del básquet de Capital, con el doble de jugadores y saneado en lo económico. No hay muchos clubes que el primer día del mes, le paguen a todo su personal. Pero para dar un nuevo salto deportivo, aún falta. Para aspirar a un pre-federal de básquet, deberíamos tener una disponibilidad económica que hoy no tenemos”, valoró.

Sin embargo, el máximo directivo solicitó que más personas “se acerquen” a dar una mano porque muchas veces ya no hacen a “tiempo” con todas las demandas que aparecen en el “día a día”.