River clasificó al Hexagonal Final del Argentino

Por
Actualizado: diciembre 5, 2017
river-1

Durante el fin de semana, se desarrolló en Gualeguaychú uno de los cuadrangulares clasificatorios del Argentino de Clubes, en la categoría U13. En el mismo compitió como representante de FeBAMBA, River Plate, quien en otra gran demostración, consiguió el segundo lugar, y por ende, instalarse en el Hexagonal Final, que se disputará la semaan próxima con sede a designar.

“Fue un cuadrangular con tres equipos que habían quedado primeros en cada una de sus zonas y un mejor tercero. Empezamos jugando contra Unión Eléctrica de Córdoba, quien no solo ganó el provincial sino se adjudicó invicto el cuadrangular anterior. Tenían jugadores de mayor contextura física y altura; empezamos muy mal, con ellos robando balones en la primera línea. De hecho, a los dos minutos de empezado el torneo debí pedir minuto. Nos fuimos acomodando; hacía mucho calor porque además de los 35 grados, el techa era de chapa y eso lo sufrimos mucho. Ese primer tiempo lo terminamos ocho puntos abajo, y a partir del tercero lo fuimos limando. Si bien entramos al último en desventaja, hablamos sobre que ellos no perdieron en todo el año ni jugado encuentros tanto a tanto; entonces nos planteamos llegar a un cierre cerrado, pensando que le entrarían dudas y asi fue. Ganamos ese cuarto 20-8 y quedarnos con el encuentro por una diferencia de siete puntos”, explica el entrenador Esteban Nepomchansy al día siguiente de culminada la participación millonaria por Entre Ríos.

El técnico hace un análisis de cada cotejo, y el siguiente fue con el anfitrión, Central Entrerriano.

“Lo jugamos en el último turno, a las nueve de la noche; la cancha estaba repleta, con más de 400 personas. Clima denso, parecía un partido de Liga, la gente protestando fuerte con los fallos arbitrales. Si bien fue un primer tiempo parejo, en el tercero nos sacan cinco puntos; nosotros sin jugar bien, en parte por mérito de ellos, pudimos acercarnos hacia el final, aunque nunca pudimos alcanzarlos. Por eso, buscamos que la diferencia adversa no se ampliara, pensando en la clasificación”, agrega.

Y luego, el partido del domingo contra Tomás de Rocamora, el a prior más débil de la zona.

“En principio, debíamos ganar y esperar; eso a los chicos los hizo entrar nerviosos. Fue el encuentro más difícil, pero las ganas de ganar pudieron más; nos fuimos al entretiempo trece puntos abajo. En el tercer cuarto les dije que si lo terminábamos a cinco o menos, lo ganábamos. Y asi fue, con la confianza elevada cuando los pasamos, ganamos por seis. Solo nos quedaba esperar el resultado del otro encuentro, donde se nos complicaba si Unión ganaba por siete. Pero regresando en el micro, nos enteramos que entramos al Hexagonal, y todo fue una fiesta con la clasificación asegurada”, explica.

river-2

 

Ya consumado estar entre los seis mejores, se le dice a Esteban que antes del cuadrangular anterior, River asomaba como un rival complicado, pero un escalón abajo de Sporting de Mar del Plata, uno de los mejores equipos del país con un jugador con inmensa proyección y el local Estudiantil Porteño, el número 1 de la fase regular en FeBAMBA, Aún así, el Millonario no solo pasó a la instancia siguiente, sino como primero e invicto. Ahora, otro pase, y las expectativas renovadas.

“Totalmente, al principio, ya estar en este torneo era un gran logro, pero llegar al Hexagonal es un premio. Igualmente estos chicos me siguen sorprendiendo, porque quieren mas todo el tiempo, y la verdad, lo consiguen. Porque juegan cada pelota como si fuera la última, nunca resignan intensidad. Esta experiencia será gigante e inolvidable en un futuro para ellos, el haber vivenciado jugar con un clima tan fuerte, sin dudas los va a forjar. Todo lo que venga de ahora en más es sumado, y eso nos mantiene felices”, asegura.

Para el final, una interesante reflexión acerca de este torneo, ponderando como representante de FeBAMBA, la calidad de nuestros equipos en relación a otros que también llegan a estas definiciones decisivas.

“Nos sentimos representantes de nuestro básquet, el de Capital; pero me parece que hay una situación difícil de resolver para nuestra Federación, y es que en el interior se juega de otra manera, con otras reglas. Entonces en nuestra categoría, que es muy competitiva, cuando vamos a otras provincias, siempre estamos en desigualdad de condiciones. Por ejemplo, la gente de Córdoba me comentaba que llegaron a esta instancia con cuarenta y cinco partidos en la temporada jugando de esa manera, con cortina directa, indirecta, atrapes, doblar, triplicar; un montón de situaciones a las cuales aquí no podemos aplicarlas. En eso sacan ventajas, porque técnicamente no están un paso arriba. Otro punto es que siempre en el primer cuadrangular se eliminan los equipos de Capital y Provincia de Buenos Aires, y eso implica que dos equipos fuertes queden afuera enseguida; porque tranquilamente, de acuerdo a lo visto, podrían estar en el Hexagonal Final. En otros lados del país, otros conjuntos llegan sin tener ese nivel, porque sus eliminaciones están regionalizadas con rivales de menor categoría. Lo entiendo, son dos aspectos difíciles de cambiar, y por eso, seguir haciendo el trabajo desde las bases, nutrirlos en todo lo posible en cuanto a técnica individual. Después cada jugador y equipo en particular, deberá resolver esos problemas presentados en cada instancia”.

Esteban Nepomnaschy, entrenador de unos Preinfantiles de River Plate, que en Gualeguaychú consiguieron el pase a disputar el título de campeón argentino.