Juan Guldris, el heróe de Italiano en el lejano Oeste

Por
Actualizado: diciembre 7, 2017
Italiano

“Un partido de película”, así se podría denominar al juego que disputaron anoche Deportivo Morón e Italiano, un duelo que se dirimió en doble suplementario, incluyendo remontada de 30 puntos por parte de un equipo, más un triple salvador para evitar la derrota. Todas esas particularides le dieron ribete de histórico a lo realizado por el “Tricolor” de Caballito que tuvo en Juan Guldris como su máximo héroe con 33 puntos y la bomba salvadora para igualar en el tiempo regular.

“La verdad que el partido lo veíamos muy oscuro, lo del primer tiempo era para borrar completamente sin nada positivo. En el descanso nos comprometimos a cambiar la actitud para poder intentar hacer algo, lo hicimos y rápidamente metimos una racha importante que nos dio confianza para ilusionarnos con la remontada”, relató Guldris sobre su visión de la “epopeya” de Italiano en el oeste.

“Para mi es un sueño esto que estoy viviendo, ganar algo con el club de mis amores es una historia que nunca me voy a olvidar y más por como se dio el juego. Nunca viví un partido igual levantar una diferencia tan grande, lo veíamos imposible, pero este equipo tiene mucha actitud, estábamos muy unidos y mentalizados que teníamos que sacarlo adelante o mejorar la imagen del primer tiempo”, agregó el alero.

“Entramos desconcentrados, no nos pasábamos la pelota, tomábamos malas decisiones y por suerte pudimos cambiar. No nos sentíamos cómodos con la zona, no la podíamos abrir con tiros de afuera y eso nos complicaba aún más”, analizó en relación al flojo comienzo de Italiano en la primera etapa, donde finalizó abajo por 44 a 17.

En el epílogo del encuentro, los de caballito estaban abajo por tres puntos, restando 6″ y dos libres en las manos de Guldris. Falló los dos (el segundo adrede) y Gerardo Anegón con el rebote ofensivo le devolvió la chance al entrevistado para empatarlo con un bombazo. “Gerardo (Anegón) me dijo vos tiralo largo que agarró el rebote y lo metes de tres. Así salió, tuvimos suerte que el rebote cayó justo y después entró el triple”, describió.

Tras el festejo por haber obtenido la zona y conseguido otro objetivo, Guldris se tomó un tiempo para pensar en lo que será el Final Four: “Estamos muy metidos, nos matamos entrenando y vamos a luchar con humildad para tratar de ganarlo”.