Social Lanús lleva su ilusión al Final Four

Por
Actualizado: diciembre 12, 2017

En otro capítulo de partidos electrizantes y definiciones emotivas, Social Lanús se hizo fuerte en Villa del Parque y venció a GEVP por 55 a 54, adjudicándose la zona 1 de la Copa Metropolitana. El elenco de la calle Pringles alcanzó su peldaño más alto en su historia en el básquetbol porteño y por primera vez jugará una definición en la máxima categoría de la Federación.

El score bajo muestra a las claras lo que fue el partido, un duelo de dientes apretados, nerviosismo, tensión y ambos equipos jugando con lo poco que queda en el tanque después de la extensa temporada. Los dirigidos por Manuel Anglese estuvieron nueve puntos abajo en el 3C y parecía que el juego se les esfumaba, sin embargo con amor propio pudo dar vuelta el resultado y mucho tuvo que ver su base experimentado base, Nicolás Rolandi, quien tuvo una ráfaga de 14 puntos entre el cierre del tercer capítulo y el último de cuarto, que lo puso a Social a tiro del triunfo .

“La clave de la victoria estuvo en las ganas de ganar, de venir acá, de jugar el partido y tratar de liquidar la serie. De entrada sabíamos que iba a ser un cruce muy duro, pero estábamos convencidos que los podíamos vencer, pienso que la convicción fue lo que nos empujó a conseguir el triunfo y meternos en el Final Four”, expresó Rolandi entre la euforia de los festejos por la obtención de la clasificación.

Social-Lanus---2017--1-

Analizando un poco más en frío lo que dejó la dinámica de juego, para el base las dimensiones de la cancha jugaron un papel importante. “Nosotros al tener una cancha más chica, más cerrada, sufrimos muchos los atrapes, ellos son un equipo que se cierran muy bien y eso lo sufrimos en casa. Hoy con un espacio más grande, pudimos encontrar otras opciones y lastimar con el pick and roll en momentos claves”, aseguró.

“Este grupo es puro corazón, los chicos tienen un sentido de pertenencia total para con la camiseta. Nos sobrepusimos a lesiones importantes como la de Víctor (Onoriaga), ahora Mauro (Franchino) jugando en una pierna, creo que el corazón y la entrega nos dieron fuerzas para pelearla y también el apoyo de la gente, la verdad que se sintió fuerte el apoyo de todo el barrio de Social”, destacó el armador sobre la fortaleza del plantel para afrontar el duelo decisivo con algunas bajas y jugadores disminuidos físicamente.

Con el bagaje de conocer como jugar estas finales, Rolandi (campeón del Torneo Federal 15/16 con Temperley), junto con Martín Franchino (18 puntos y 20 rebotes) fueron los pilares del triunfo del Lobo. Sobre su actuación personal y su aparición en el último cuarto, Rolandi expuso: “No estaba pensando en hacer puntos, estaba pensando en tratar de que en ataque juguemos cómodos, después se dio que pude meter algunos tiros pero fue circunstancial del juego, no lo busqué. Fuimos inteligentes para jugar, estuvimos tranquilos cuando debíamos estarlo y eso fue clave”.

“Estar en un Final Four con Social tiene un sabor especial, en este equipo no hay un jugador que cobre, es todo a pulmón, con mucho corazón y por amor al club. Volví al Lobo porque sabía que podíamos lograr cosas, que teníamos con que,  la verdad que estoy muy contento con lo que logramos, primero pudimos ascender al Prefederal, después nos metimos en el Final Four y ahora vamos a ir ganarlo, nadie nos quita la ilusión”, manifestó el base enumerando lo conseguido, pero advirtiendo que van por más, hasta donde llegué el corazón del equipo.

Social Lanús, una “cenicienta” en el Final Four que no se achica y sostiene su ilusión barrial de llegar a lo más alto en la Copa Metropolitana 2017.