Italiano, a la final de la Copa Metropolitana 2017

Por
Actualizado: diciembre 14, 2017
Italiano

Italiano venció a Crovara 73-60 y se convirtió en el primer clasificado a la final de la Copa Metropolitana, que se disputará el sábado próximo en cancha de Obras Basket. Leandro Heffes fue la gran figura del ganador, con 26 puntos y 9 rebotes, muy bien secundado por Rodolfo Di Biase, con 19. En el perdedor, quien de esta manera no podrá renovar su condición de campeón, Leandro Barreiro fue su jugador destacado, con 13 unidades y 18 rebotes.

El primer cuarto tuvo en el Turco Heffes a quien monopolizó los primeros seis puntos de su equipo, mostrando de entrada que estaba en una noche encendida. Fue contrarrestado por un goleo más repartido en los de Villa Madero. Con un triple de Nahuel González y bandeja de Leandro Barreiro, el campeón tomó la primera ventaja importante (13-8), restando 5:35. La zona bien planteada por el Tano le dificultó las ofensivas a su rival, quien no halló buenos tiros, y haciéndose fuerte en los rebotes, emparejó la situación. Juan Guldris rompió por el sector derecho, y con bandeja pasada puso al frente otra vez a su equipo 15-13.

Bajo una paridad manifiesta, poca eficacia en tiros a media y larga distancia, y defensas fuertes, el primer parcial terminó 18-16 favorable a Italiano. Crovara mantuvo a su quinteto inicial, y los cinco anotaron, mientras Heffes contabilizó nueve en su casillero.

El segundo segmento arrancó con los dirigidos por Moutous en zona, y Crovara con una secuencia de tres lanzamientos externos errados; la contra, asistencia de fantasía para la bandeja de Di Biase y en la reposición, el ingresado Jonathan Laino rompe la sequía de Crovara. Con ese sistema, junto a la acumulación de lanzamientos errados, pasa la mitad del cuarto con un exiguo 4-2, que marca virtudes defensivas y defectos en resoluciones ofensivas.

Restando 58 segundos, la banca de Italiano pide minuto, y diseña una jugada que culmina con doble de Di Biase para establecer la máxima (28-21). Crovara se muestra aturdido y sorprendido al no poder hallar soluciones para contrarrestar la propuesta del oponente. Una nueva pérdida (la décima), toma el balón el Tricolor, con quince segundos, pero el lanzamiento largo de Juan Guldris queda corto. Descanso largo y Smutniak buscando en los vestuarios la manera de revertir el flojo 9-3 de tiros en cancha, aunque como arista positiva tuvo a un Barreiro intratable en la pintura con once rebotes.

El segundo tiempo, luego de dos libres de Di Biase, hallan otra bomba de González, que rompe el maleficio de los tiros externos, y levanta a su tribuna que llegó hasta Liniers en buen número. Cinco puntos más de Nahuel, y amanece otro partido, a priori: 33-29, con ocho minutos exactos por disputar en el tercer cuarto.

Las torres le permiten a Italiano no perder del todo la ventaja; dos conversiones del Turco bajo el aro y otro de larga distancia de Guldris le permiten nuevamente alejarse a nueve (43-34), con 2:36, y le transmite a su rival los nervios. Pérdida en ataque, en la contra, doble de Ocampos y ventaja de dos dígitos. Es Crovara ahora quien establece una zona rígida, intentando no darle libertades a los postes, pero la ineficacia en los libres no le permite limar la desventaja. La enjundia de Barreiro es el arma con el cual los de Villa Madero sostienen de cara al segmento definitivo la esperanza de dar vuelta unas acciones ya complicadas, frente un contrincante con la confianza elevada.

Los diez finales reflejan el nerviosismo de Crovara al no poder achicar y meterse en partido; la intencional de Lucas Argento sobre Di Biase es clara evidencia de ello. Con un sobrio Heffes, sigue escapándose, y con 7:53, el Polaco Smutniak pide minuto, buscando revertir una situación que parece ir encarrilándose para el contrario, con un 52-39 amplio, de acuerdo a las acciones cerradas que mostró el partido hasta ese entonces.

Salida por cinco personales de Emiliano Mazzicco, bandeja y conversión de Guldris, máxima de 15 (59-44), 3:26 por jugarse, y el ambiente que comienza a percibir un desenlace irreversible. Tiempo muerto del Polaco, buscando insuflarle a sus dirigidos el ánimo indispensable para dar vuelta la historia.

Presión toda la cancha, Italiano que rota el balón, triple de Guldris, responde Buosi, y contrarresta Di Biase. 65-50, con dos minutos. La bomba de Argento parece ya insuficiente. Heffes sigue facturando con puntos y rebotes, redondeando una noche descomunal: 26 puntos, 9 rebotes, 2 asistencias y 2 recuperos, lo transformaron en el jugador mas valioso del encuentro.

El triple de Di Biase, otro de gran actuación, liquida todo, trasladó la euforia a su tribuna, y el 73-60 significó no solo el pase del Tricolor a la gran final Metropolitana, sino la culminación de Crovara como el monarca reinante. Habrá nuevo campeón en FeBAMBA.

SÍNTESIS DEL PARTIDO:

ITALIANO (73):  R. Di Biase ( 19), E. Buraniello (0), G. Anegon (1), J. Guldris (13), L. Heffes (26) F.I. J. Ocampos (12), F. Lapadula (2). ENTRENADOR: Matías Moutous.

CROVARA (60):  N. González (12 ), T. Buosi (9 ), L. Argento (13 ), L. Barreiro (13 ), E. Mazzucco ( 8) X  F.I. J. Laino (5 ) X, J. Sein ( 0), A. Rabanal (0), L. Pereiro (0). ENTRENADOR: Néstor Smutniak.

PARCIALES: 18-16, 28-21, 45-37 y 73-60.
ÁRBITROS: Leonardo Zalazar, José Domínguez y Rodolfo Gurman
CANCHA: Microestadio de Vélez Sársfield
PÚBLICO: 300 espectadores