Santini, de Platense a Olimpo de Bahía Blanca

Por
Actualizado: abril 3, 2018

Juan Cruz Santini llegó hace unos años a Platense aunque luego de un enorme trabajo consiguió una oportunidad en Olimpo de Bahía Blanca, donde es oriundo, y es una de los clubes referentes históricos en el básquetbol nacional.

“El balance de mi paso por el club ha sido más que positivo, tanto en el Minibásquetbol, como en la Liga Argentina (ex Torneo Nacional de Ascenso), han sido cuatro temporadas en las que crecí mucho como entrenador y me llevé un gran enriquecimiento deportivo y en el manejo de jugadores”, valoró.

-¿Qué cosas sentís que pudiste dejarle en los chicos?

-Cuando me tocó llegar el Minibásquetbol estaba muy descuidado y desde ahí nos propusimos dejarles tres cuestiones a los nenes: educarlos en cuanto a los valores del básquetbol, a que disfruten del deporte y le tomaran el gusto a la actividad, crear un sentido de pertenencia para crecer año a año. Por suerte armamos una camada que si lo mantienen, el club dispondrá de un buen grupo de jugadores.

-¿Cuáles son los recuerdos más fuertes vividos?

-La verdad es que son muchos porque me adoptaron y me hicieron parte desde siempre. Se armó un grupo de trabajo hermoso y ojalá hayamos dejado una marca, que es lo más gratificante al final del camino de un entrenador. Más allá de la enseñanza deportiva, espero eso.

-Te tocó ser el DT de Mini en dos años durante los que se organizó el Encuentro allí, ¿qué te significó eso?

-En cuanto a la organización y a la vivencia han sido muy lindas. Nos llenó de orgullo a todos. Sinceramente lo tendré por siempre en mi corazón y es algo que a los nenes les pasará siempre.

-¿Cómo te notás al regresar en Primera y Juveniles de Olimpo?

-Ahora de vuelta en mi club y en mi ciudad me tocó una oportunidad grande. Olimpo pasa por un momento de reconstrucción, con una nueva dirigencia y las condiciones económicas no son las mejores, en contraste con el crecimiento estructural. Obviamente lo haremos desde abajo, queremos jugar el torneo local con jugadores de la cantera. La idea es desarrollarlos y llenarlos de herramientas para que den el salto. Es una responsabilidad importante.

-¿Qué diferencias ves entre una cuna del básquetbol como Bahía Blanca y los campeonatos de CABA y GBA?

-Capital al tener tantas zonas y cantidad de equipos, a lo largo del año lleva a jugar entre todos, los mejores y los peores y por ahí el jugador tiene menor intensidad a veces, mientras en Bahía Blanca pasa lo contrario. Por su lado, Capital cuenta con una polarización menor.