Presas y una mirada arbitral con experiencia

Por
Actualizado: abril 6, 2018

Carlos Presas es el Director de la Escuela de Árbitros de FeBAMBA, quien en la noche del martes, luego de la ceremonia donde se le entregó los diplomas a los flamantes jueces de Minibásquet, habló acerca del progreso y la voluntad de todos los involucrados para sacar adelante al arbitraje del área metropolitana.

“Me había jubilado de la federación, pero hace cuatro años me convocó Fabián Borro para poder formar la Escuela de Árbitros; en ese momento existían algunos conflictos con los jueces, y era indispensable poder formar nuevos árbitros. Esta es la cuarta camada, y en este tiempo surgieron alrededor de setenta y cinco. En lo personal, es una satisfacción, porque esta función me gusta tanto como mi época donde dirigía. Obviamente, ahora no me da el físico, pero tengo la gratificación de poder enseñar a los jóvenes. Me siento realizado, realmente”, expresa Presas.

La semana pasada, Sebastián Moncloba, uno de los miembros de la Comisión Técnica, mencionaba la necesidad de llegar a trescientos jueces para de esa manera poder cubrir todos los partidos, en la amplia gama de variedades de competencias dentro de AFMB y FeBAMBA.

Al respecto, Presas asegura que “es muy importante el seguimiento de Moncloba y la Escuela, porque así mejoran, progresan, y así conseguir esa aspiración, incluso en mayor medida. Así, evitaremos problemas varios cuando surgen las designaciones. Esto es un juego de humanos, arbitrado por humanos, con virtudes y defectos inherente a esa condición. La cantidad nos ayudará a potenciar la calidad”.

Acerca de la expansión eque ha tenido la Escuela, y la suma permanente de personas con deseos de ser árbitro, Presas admite: “Eso para mí siempre es un misterio (risas)….sinceramente no tengo una explicación, como tampoco tengo una respuesta sobre como se disfruta. Solo quien es árbitro entiende en cómo se consigue eso, en saber tocar el silbato en el momento justo, y la satisfacción personal del buen trabajo”, señala.

Y enfocado en la proyección de la Escuela, afirma: “Si se continúa con este trabajo, tal como ahora, donde tenemos un apoyo permanente de Borro, será importante. En el interior del país nos admiran, porque lo que se hace aquí es encomiable. No solo en promover árbitros, sino en el seguimiento continuo, para que progresen y sean mejores”.