Sebastián Rodríguez, un balance sobre el Súpermini

Por
Actualizado: agosto 18, 2018

Sebastián Rodríguez es el cerebro del Súpermini celebrado a lo largo del primer semestre en FeBAMBA y en AFMB, que concluyó este sábado en el estadio Templo del Rock de Obras Basket, con un marco imponente de público y más de 1500 personas siguiéndolo por streaming.

“Sinceramente las expectativas quedaron colmadas a lo que era en la previa y también superadas porque vimos las tribunas con mucha gente, toda alentando y apoyando a su equipo desde el respeto que siempre pregonamos”, valoró el “Ratón” en la previa a la final entre Gimnasia y Esgrima de Villa del Parque (GEVP) y Gimnasia y Esgrima de Lomas en el masculino y luego de la consagración de Centro Galicia frente a Social Lanús en el femenino.

-¿Cómo pasaste las dos jornadas del Supermini?

-Excelente. Muy contento verdaderamente al ver todo lo que se vive adentro y afuera. Estoy conmovido positivamente. Todos se portaron de mil maravillas.

-Se acercó mucho público, ¿cómo viste el comportamiento de los padres y de las madres?

-Tuvimos un promedio de más de 1000 personas en el streaming del viernes y hoy ya superamos los 1500. Hoy a la mañana armamos reuniones con los oficiales de mesa y árbitros entorno al Supermini y ha sido espectacular, hace un rato hicimos otra con entrenadores en la que intercambiamos ideas para continuar con el crecimiento de este proyecto.

-Es importante notar la buena predisposición de ellos desde afuera…

-Sí, era una gran incógnita antes de los juegos porque el Mini es amistad y ahora se agregaba el hecho de la competencia pero el comportamiento fue ejemplar y nos dejó conformes. De esta manera dan ganas de continuar. Cuando terminó la final entre mujeres notamos una enorme madurez de las hinchadas, que comprendieron que había que reconocer a los dos equipos.

-¿El nivel te conformó?

-Sí, apuntamos a que sea un nivel parejo y que eso permita que el público se entretenga, algo que notamos en cada minuto de todos los partidos durante la competencia. Las nenas me comentaron que lo sintieron adentro de la cancha, que todo fue parejo y divertido.

-Por otra parte, hablaste de la charla con entrenadores y responsables, ¿de qué forma recepcionaron el torneo?

-Sin dudas en un principio era un enorme desafío por delante. Pusimos a disposición 16 cupos en varones y 12 en mujeres y por suerte se agotaron y sabemos que otros se anotaron o preguntaron para participar. En consecuencia, vamos a ver si el año que viene lo extendemos y lo ampliamos para que los chicos y las chicas tengan la posibilidad de competir en estos marcos familiares y amistosos.