Colegio Copello gritó campeón en el Súper Flex

Por
Actualizado: diciembre 3, 2018

El Flex tuvo un nuevo campeón esta temporada, tras el doblete de Victoria en los últimos dos certamenes, anoche Colegio Cardenal Copello se alzó por primera vez con el título, luego de vencer en un durísimo juego a Sociedad Hebraica por 64 a 61.

El duelo se presentó parejo de principio a fin, pero con Copello llevando la delantera del tanteador con un juego más solido. Hebraica luchó sin entregarse y hasta disfrutó de estar adelante en el marcador en el transcurso del tercer cuarto, pero no supo sostenerse y los de Devoto se las ingeniaron para responder a tiempo con el juego interior de Martín Estivil y Rodrigo Camagni, más la buena puntería de Agustín Morriello en el perímetro.

El cierre del encuentro estuvo signado por el dramatismo, Copello parecía tenerlo definido con seis de ventaja (61-55) a falta de 1′, pero un par de pérdidas y un triplazo de Franco Ojeda puso a Hebraica a un doble con 23¨ en el reloj. Tras un par de libres fallidos en ambos equipos, Hebraica tuvo la última para poder ganarlo, repuso de costado con 16″ por jugar y abajo por la mínima (61-62). No obstante, no eligió la mejor opción y perdió la bola a manos de Agustín Morriello, quien sentenció el juego desde la línea para el festejo de su gente.

“La final fue muy difícil, Hebraica es un equipo muy prolijo, muy bien armado, lo cerramos mejor y por eso nos quedamos con el título. Este equipo es de las entrañas de Copello, todos los chicos que juegan salieron del colegio y la verdad que es algo muy lindo que lo puedan coronar con un campeonato”, señaló Miguel “Pipo” Goenaga, entrenador del equipo, en medio de los festejos de la consagración.

“Este equipo mostró una intensidad bárbara todo el año, más allá de quien estuviese en cancha, fueron muy unidos y eso se notó a la hora de competir. Jugamos un gran básquet toda la temporada, derrotamos a equipo muy buenos tanto en la primera como en la segunda fase, pienso que por eso somos justos campeones”, agregó el coach.

Continuando con la línea de su entrenador y lo que significa ser campeón con tus amigos del colegio, la figura de la noche Martín Estivil remarcó: “Somos todos pibes que vamos desde el preescolar al colegio, nos conocemos hace mucho y sinceramente es algo que queríamos lograr, ser campeones con el equipo del colegio, estamos muy contentos, le damos mucho valor a este título”.

Otra de las voces de la victoria, fue la del goleador del equipo Rodrigo Camagni, quien se mostró muy emocionado por consagrarse con la camiseta de Copello: “Tengo muchas sensaciones encontradas, hace años que estoy en el colegio, trabajo con los minis y preminis y a pesar de jugar el torneo formal con All Boys, me hago un tiempo para venir a jugar a Copello, a divertirme con mis amigos. Eso le da un sabor especial a todo, ser campeón con tus amigos de toda la vida es algo que no tiene precio, por eso que lo estamos disfrutando mucho”

Básquet, amistad, jugar y diversión, todo eso combinado termina en el básquet del Flex, un torneo para todos los gustos y colores, donde Colegio Copello se dio el gusto de gritar campeón y para muchos de los integrantes del plantel, este título será el que recordarán toda la vida, cuando salieron campeones los amigos.