Marinés Veira, la profe de Chicago: “Jamás noté algún tipo de freno”

Por
Actualizado: marzo 8, 2019

El básquet siempre ha sido un deporte abierto al progreso desde todo punto de vista y afortunadamente, esa realidad no le escapa al presente de las competencias en FeBAMBA. La inclusión y la igualdad no solo son impulsadas desde la Federación, por ejemplo con la creación de ramas mixtas en varios de sus torneos, sino que también es llevada adelante por sus clubes afiliados.

Una de esas instituciones que ha dado un ejemplo altamente positivo es Nueva Chicago, quien para esta temporada 2019 ha contratado a Marinés Veira para hacerse cargo de las categorías U17 y U19 masculinas. Para la profe será la primera vez trabajando con dichas edades, pero no el debut en cuanto a dirigir varones. “En Minibásquet trabajé en Defensores de Banfield y en la UBA, además de trabajar con veteranos +35 para la liga de Echeverría, en el club Villegas de Remedios de Escalada“, cuenta Veira en relación a sus antecedentes recientes.

Por ahora siempre he tenido más experiencias laborales desde el lado masculino, que desde el femenino. No por preferencia, sino porque se fue dando así. A Chicago puntualmente llegué por recomendación del profe Emilio Gutiérrez, a quien tuve en el profesorado, sabiendo que necesitaban a alguien para las categorías U17 y U19. A partir de ahí le llegó mi nombre a la dirigencia y tuve las primeras charlas y reuniones. Primero con David Paoli y después con Pablo e Ivana que trabajan en dirección“.

Obviamente que el primer punto cuando me recomendaron fue: voy a proponer una profe mujer, ¿tienen algún problema? Por suerte, como me pasó siempre en todos los clubes, no hubo ningún problema. La verdad es que en todos los lugares en los que estuve trabajando en el masculino, me trataron recontra bien desde el lado de los directivos, de los padres y de los chicos. A pesar de que es diferente tener una profe mujer para ellos. Para nosotros en el femenino, que nos dirija un hombre es mucho más normal“.

 

¿Cómo están transitando esas primeras semanas con los jóvenes en Mataderos? “La relación con los chicos en Chicago está súper bien, más allá de que estoy hace poco. Tuvimos la primera reunión con los jugadores, hablamos sobre si tenían algún inconveniente en ser dirigidos por una mujer y la verdad que cero drama. Las generaciones nuevas no tienen problemas con esa historia. Ni siquiera se fijan en eso. Me miraban como: ¿qué nos estás preguntando, profe? Está bárbaro. Según la categoría y las edades se van generando relaciones que están buenísimas“.

Obviamente que el objetivo para el año es ganar lo mayor posible, pero sabemos que campeón va a salir uno solo y hay otros 30 equipos. La idea es que los chicos a través del básquet aprendan valores y puedan desarrollarse en otros ámbitos. Y a la par de eso, obviamente sumar toda la parte técnica y táctica. Yo trato de no matarlos con información. Les planteo una idea de juego colectivo, por conceptos, para que ellos puedan buscar tomar la mejor decisión adentro de la cancha. Que los pibes puedan hacer eso: crear ellos. Se les está ordenando mucho lo que tienen que hacer, cuando en realidad la formación va por otro lado“.

Lo más positivo de la historia es que Marinés no está sola. Luciana Zinna en Moreno de Quilmes, Agustina Jourdheuil en Independiente de Avellaneda, Sofía Castillo en Claridad, Carolina Martínez en Racing de Avellaneda y Oriana Paladín en Harrods, son algunos otros ejemplos de mujeres que actualmente dirigen en diferentes niveles del masculino de FeBAMBA. Y como corresponde, la tendencia seguramente se irá acrementando con el correr de los años y el trabajo pionero de quienes son clave para seguir abriendo puertas.

Yo masculino empecé en el 2011 y sé que hay otras profes en el medio. Por suerte se está viendo mucho más y seguramente esto va a seguir trascendiendo y vamos a tener espacios en selección, en categorías más grandes, en Liga. Lo único que siempre tengo para decir es gracias a todos los clubes en los que trabajé, por en ningún momento fijarse en el género, sino darle la oportunidad a una profe. Sin importar si es hombre o mujer. Por suerte en el básquet jamás noté algún tipo de freno. Al principio puede ser un poco de sorpresa, pero bien, como algo positivo. Se está viendo cada vez más y me parece que está buenísimo“, cierra Veira.